EFENerja (Málaga)

Mario García Romo, un atleta que brilla en las pruebas universitarias en Estados Unidos, protagonizo este domingo la gran sorpresa de los Campeonatos de España de Atletismo en Nerja, al vencer en la final de los 1.500 metros e impedir el segundo título del murciano Mohamed Katir, segundo después de que el sábado ganara en los 5.000.

El salmantino, que con los 3:45.52 logró la mínima para el Campeonato de Europa de Múnich (Alemania) en agosto, estuvo bien colocado cuando Katir atacó en la última vuelta, aguantó la zancada del murciano y le superó en los últimos 50 metros.

Katir, plusmarquista nacional de los 1.500 metros, tuvo que conformarse con la plata con un tiempo de 3:35.85 y por poco pierde esa posición, debido a que el granadino Ignacio Fontes, bronce, se quedó a solo nueve centésimas de darle alcance.

Por su parte, el catalán Adel Mechaal, que aspiraba a lograr los títulos de 5.000 y 1.500, se quedó fuera del podio al desfondarse en los últimos 200 metros y acabó cuarto en Nerja con 3:36.60, con lo que cerró su participación con la plata del sábado en los 5.000.

En el 1.500 femenino se impuso la soriana Marta Pérez, la finalista olímpica, que venció en una ajustada llegada con una marca de 4:19.11, con Águeda Marqués, que hasta el último metro le exigió, pero que fue segunda con 4:19.32, mientras que Rosa Tárrega logró el bronce con 4:23.33.

Marta Pérez, que ya tiene las mínimas para los Mundiales de Eugene (Estados Unidos) y para el Europeo de Múnich con los 4:00.12 de la final de Tokio, logró su tercer oro al aire libre tras los de 2016 y 2018.