EFEMadrid

El Real Madrid estrenó su casillero de victorias con una victoria trabajada en Sevilla ante el Betis, que sucumbió 2-3 con la intervención del VAR en un par de jugadas decisivas que impulsaron a los hombres de Zinedine Zidane hacia los tres puntos.

El vídeo arbitraje intervino de forma decisiva para decidir una expulsión del brasileño Emerson por un derribo sobre el serbio Luka Jovic y un penalti de Marc Bartra por mano dentro del área. Ambas jugadas fueron claves y el Real Madrid se recuperó del empate en Anoeta en su estreno para espantar posibles problemas después de sólo dos partidos.

Último equipo que había derrotado al Real Madrid en LaLiga, el Betis, con una buena propuesta en la primera parte, consiguió rehacerse a los buenos minutos blancos del inicio. En ellos, Karim Benzema fabricó un gol para el uruguayo Fede Valverde, que abrió el marcador a los 14 minutos en los mejores momentos merengues.

Con una alineación sorpresa por la inclusión de Jovic, el Real Madrid se relajó tras esa diana y el Betis, en tres minutos fallones de su rival, dio la vuelta al marcador con un cabezazo del argelino Aissa Mandi y con un remate del portugués William Carvalho desde la frontal del área.

Entonces, en la reanudación, apareció Emerson para iniciar su mala noche: primero, se marcó un gol en propia meta que provocó el empate blanco; después, fue expulsado por el derribo a Jovic y el Betis, con un hombre menos, terminó de desinflarse. El penalti por mano de Bartra en una acción con Borja Mayoral transformado por Ramos fue la puntilla definitiva de un duelo que ganó el Real Madrid sin brillo y con la aparente actuación acertada del VAR.

También logró una buena victoria la Real Sociedad, 0-3 en Elche, con un protagonista que no debe ser eclipsado por el marcador. El nombre del partido fue el portero Alejandro Remiro, que sostuvo al conjunto donostiarra con dos grandes paradas cuando el resultado aún era incierto para los intereses de los hombres de Imanol Alguacil.

Josan Ferrández y Pere Milla sufrieron en sus carnes las intervenciones de un portero llamado a ser de los importantes de LaLiga. Y, entre medias, con David Silva titular por primera vez este curso, la Real actuó como un martillo pilón con su calidad arriba y con un gran fondo de armario con el que ajustició al Elche.

Portu, el belga Adnan Januzaj de penalti y Roberto López con un golazo en el tiempo añadido, golpearon sin piedad al Elche y dieron la primera victoria a la Real Sociedad, un equipo que parece destinado a grandes empresas esta temporada. Mientras, el cuadro ilicitano, deberá trabajar para enderezar el rumbo tras estrenarse con derrota.

Antes, los malos augurios para el Valencia esta temporada no desaparecieron tras firmar un choque gris en Mestalla frente al Huesca. El 1-1 final ante un rival que mereció un premio mayor, evidenció de nuevo la falta de una plantilla solvente para aspirar a premios jugosos a final de temporada.

El técnico Javi Gracia tiene una nómina de jugadores que muchos de ellos, hace un par de años, probablemente no habrían estado en la plantilla de Marcelino García Toral. La salida en verano de nombres como Ezequiel Garay, Ferrán Torres, Rodrigo Moreno, Dani Parejo o Francis Coquelin no tuvo como respuesta en la directiva ché, que no fichó a figuras de igual empaque.

El club ha confiado en muchos canteranos que poblaron el banquillo valencianista. Alguno como Vicente Esquerdo se cayó de la alineación para dar paso al serbio Uros Racic, que cumplió sin más aún lejos del nivel que mostró en el Famalicao de Portugal.

Con ese guión, el Valencia, en la primera parte, pudo adelantarse en el marcador por medio del danés Daniel Wass, que acabó con la polémica de los lanzamientos de falta que se generó en Balaídos el pasado fin de semana por una disputa entre José Luis Gayá y Kang-in Lee. En esta ocasión, el jugador escandinavo se hizo dueño de la pelota y transformó un lanzamiento con el que su equipo se marchó al vestuario por delante en el marcador.

Sin embargo, el Huesca, que en el acto inicial ya sacó a relucir algunas de las carencias valencianistas, superó a su rival en casi todas las facetas del juego y logró un empate más que merecido gracias al tanto del griego Dimitrios Siovas a la salida de un córner. Fue un premio merecido para un equipo que ha regresado a Primera División con dos empates en tres partidos y buenas sensaciones.

Y en Mendizorroza, el Alavés y el Getafe abrieron la jornada con un partido que terminó sin goles con diferentes sensaciones para ambos equipos. Los hombres de José Bordalás, aunque se marcharon de Vitoria con un mal sabor de boca después de desaprovechar sus ocasiones para ganar, demostraron que siguen en línea ascendente tras firmar un final de curso terrible que provocó su caída europea.

A su primera victoria en su estreno ante Osasuna (1-0), sumó otro punto que pudieron ser tres si alguna de las ocasiones de Marc Cucurella, Allan Nyom, Jaime Mata y del colombiano 'Cucho' Hernández hubieran terminado en gol. El mismo Bordalás, en rueda de prensa, lamentó esa ineficacia y fue contundente: para el técnico del Getafe, su equipo fue el que más buscó la victoria y se marchó con menos puntos de los que merecía.

El Alavés también tuvo sus opciones, pero, como el Getafe, se quedó a cero. En su caso, el brasileño Deyverson Silva, de los más combativos ante su ex equipo, y Édgar Méndez, pudieron dar la primera victoria al cuadro vitoriano, que por lo menos estrenó el casillero en LaLiga tras encadenar dos derrotas consecutivas contra el Betis (0-1) y el Granada (2-1).

Juan José Lahuerta