EFERedacción deportes

La selección española de waterpolo, vigente subcampeona del mundo, se aseguró el billete directo para los cuartos de final de los Mundiales de Budapest, tras imponerse este sábado por 12-14 a la de Italia, en un encuentro en el que los de David Martín perdían por tres tantos (12-9) a falta de tres minutos para la conclusión del tercer cuarto.

Pero ni así se rindió el conjunto español, que se tomó, y de que manera, la revancha de la derrota encajada ante los transalpinos en la final de los pasados Mundiales de Gwangju, con una espectacular remontada.

Tal y como reflejó el contundente parcial de (0-5) que España endosó a los vigentes campeones del mundo en los últimos once minutos de juego.

Una reacción en la que jugó un papel fundamental Alberto Granados, que con tres tantos en el cuarto y último período, permitió a España, cuarta en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio, dar la vuelta al marcador (12-14).

Pero si España brilló en ataque en el tramo decisivo del encuentro, no menos sobresaliente fue su actuación en defensa tras dejar a toda una potencia como Italia sin marcar ni un sólo gol en los últimos once minutos de partido.

Una sensacional remontada que permitió a los de David Martín asegurarse su presencia en los cuartos de final, sin tener necesidad de disputar la ronda de octavos, tras concluir la primera fase como líder de su grupo.