EFEMadrid

La Real Sociedad, líder de LaLiga Santander, tiene un tremendo examen en el Wanda Metropolitano ante el Atlético de Madrid, vigente campeón, en tanto que Barcelona y Real Madrid presentan el primer clásico sin Leo Messi ni Sergio Ramos en más de quince años, marcado por la pretensión de rearme en ambos bandos y las dudas mostradas en cuanto a juego y resultados.

La décima jornada del campeonato español ofrece la posibilidad de que, dependiendo de los resultados, cualquiera de los cinco primeros clasificados (Osasuna necesitaría cuanto mínimo golear) podría salir del fin de semana en lo más alto de la tabla, posición de privilegio que defenderá el equipo de Imanol Alguacil.

Vive un inicio de campaña liguera más que ilusionante. Pese al rosario de lesiones que ha padecido, con jóvenes absolutamente descarados y mucha calidad, la Real Sociedad marca la pauta, y no solo en la suma de puntos, sino por un fútbol atractivo y muy efectivo.

Defenderá su condición de líder ante el campeón, el Atlético de Madrid, al que tiene a tres puntos, como Real Madrid, Sevilla y el también sorprendente Osasuna.

La Real Sociedad no pierde desde que lo hiciera en el Camp Nou en la primera jornada. Su racha está en juego además en un feudo y ante un rival poco propicio, al que no gana en Madrid desde marzo de 2013. Pero este equipo de Alguacil está demostrando que es capaz de derribar cualquier muro, aunque enfrente esté un Atlético que no juega en Liga desde principios de mes (2-0 al Barcelona) que pese a perder en la Champions contra el Liverpool demostró muchas cosas buenas.

El escozor con el que pudo salir el conjunto de Diego Pablo Simeone el martes le puede espolear aún más ante la visita de la Real, que tendrá menos tiempo de preparación por su partido de la Liga Europa por su encuentro ante el Sturm Graz. Al margen de la derrota, la peor noticia para el preparador argentino fue la recaída de un jugador de la importancia de Marcos Llorente.

También en la sesión dominical emerge el clásico. Recuperará el público perdido por la pandemia pero reaparece en escena sin dos de los principales 'actores' en los últimos quince años, Leo Messi y Sergio Ramos, que presenciarán el gran duelo ahora como compañeros con la camiseta del París Saint Germain y justo antes de que el cuadro galo dirima otro gran duelo en el Velodrome ante el Marsella.

Sin el argentino y el andaluz, los futbolistas que han disputado más clásicos, el gran choque reclama otros protagonistas. Sergio Busquets, Gerard Piqué y Karim Benzema, por experiencia en estos encuentros, son las nuevas referencias. Pero también será un choque de jóvenes, con Ansu Fati, Vinicius Jr., Gavi y Rodrygo en el foco. Gran oportunidad también en este magno escaparate para los 'nuevos' Memphis Depay, como referencia ofensiva azulgrana, o David Alaba, como 'jefe' de la zaga madridista.

El equipo de Ronald Koeman ha encontrado un respiro en los últimos resultados, con las victorias ante Valencia y Dinamo Kiev. No así en cuanto a juego. El de Carlo Ancelotti, después de tres partidos seguidos sin ganar, esbozó la reacción en la capital ucraniana con la goleada ante el Shakhtar, todo un bonus de confianza para afrontar este clásico y ganarlo por cuarta vez consecutiva.

Intercalado entre los exigentes partidos ante el Lille, el necesitado Levante comparece en el Ramón Sánchez Pizjuán en busca de un resultado balsámico ante un Sevilla que se aleja de debates con su presencia en la zona de privilegio, con una plantilla amplia a disposición de Julen Lopetegui, obligado de nuevo a mover a sus peones ante el desgaste en Villeneuve d'Ascq y por los problemas físicos que se le acumulan ahora en defensa.

Osasuna, junto al Rayo la gran revelación de este primer cuarto de liga, persigue en el encuentro de apertura de la jornada, este viernes, su cuarto triunfo consecutivo. Recibirá al Granada del exseleccionador Robert Moreno, que también necesita la victoria para aliviar su situación en la tabla. En su último encuentro, antes del parón por las selecciones, dio señales de recuperación al amarrar los tres puntos ante el propio Sevilla.

El Benito Villamarín albergará un atractivo encuentro entre el Betis del chileno Manuel Pellegrini, en tendencia ascendente con tres victorias en los cuatro últimos partidos, y el Rayo de Andoni Iraola, dispuesto a ratificar su gran momento.

Con el acicate moral del triunfo ante el Young Boys en la Champions, el Villarreal se presenta en San Mamés ante el Athletic para recomponer su camino liguero, del que se salió el pasado domingo con la derrota en La Cerámica ante Osasuna.

Un punto más arriba que el 'submarino amarillo', igualado con el Athletic, se encuentra el Valencia, que tras un magnífico inicio de campaña ha encadenado cinco encuentros sin ganar. Al equipo de José Bordalás no le queda más remedio que encontrar de nuevo el rumbo para acercarse a los puestos europeos. Se enfrentará en Mestalla a un Mallorca que ha ido a menos, con solamente una victoria en los últimos seis partidos.

Raúl de Tomás ha liderado la reacción del Espanyol hacia la zona media, que ahora quiere continuar a costa de un Elche que se quiere hacer fuerte en el Martínez Valero para irse acercando a la permanencia.

Con tintes de más urgencia se disputarán el Cádiz-Alavés en el Nuevo Miribilla y el Getafe-Celta en el Coliseum Alfonso Pérez. Los cuatro equipos se encuentran entre los cinco últimos de una tabla que cierra el conjunto getafense con dos puntos, uno menos que el bloque vitoriano.

- Programa de la 10ª jornada:

. Viernes:

21.00 Osasuna-Granada

. Sábado:

14.00 Valencia-Mallorca

16.15 Cádiz-Alavés

18.30 Elche-Espanyol

21.00 Athletic-Villarreal

. Domingo:

14.00 Sevilla-Levante

16.15 Barcelona-Real Madrid

18.30 Betis-Rayo Vallecano

21.00 Atlético de Madrid-Real Sociedad

. Lunes:

21.00 Getafe-Celta