EFEJerez de la Frontera (Cádiz)

El piloto español Ismael Bonilla falleció este domingo en el Circuito de Jerez-Ángel Nieto al sufrir una caída en una sesión de entrenamientos privados organizados por la empresa madrileña CM3.

El circuito jerezano informó en sus redes sociales de este accidente mortal ocurrido este mediodía en sus instalaciones, lamentó "profundamente el fallecimiento" del piloto madrileño, de 41 años, y trasladó sus "sinceras condolencias a sus familiares, amigos y al organizador de estas tandas" de entrenamiento.

A falta de conocer los resultados de la investigación oficial de las causas del suceso, testigos presenciales afirmaron a Efe que el accidente se habría producido al fallar los frenos de la motocicleta, que se estrelló en la curva Expo 92 del trazado jerezano, situada tras la recta de meta.

Ismael Bonilla corrió varias carreras del extinto Campeonato del Mundo de 250 c.c. en la década de los noventa y actualmente se dedicaba a las labores de monitor en cursos de conducción y pilotaje.

El piloto había sido campeón de España de velocidad y también corrió el Campeonato de Europa.

Este es el cuarto accidente mortal que se produce en el Circuito de Jerez desde su inauguración en 1985, de los cuales el primero se ocurrió en 1990, cuando perdió la vida el piloto cordobés Javier Moreno en una prueba del Campeonato de Andalucía de motociclismo.

En 1993, durante los entrenamientos del Gran Premio de España, el japonés Noboyuki Wakai murió en un accidente en esta prueba puntuable para el Campeonato del Mundo.

Hace poco más de un año, en marzo de 2019, el joven roteño de 14 años Marcos Garrido también falleció en una carrera de categorías de iniciación.