EFEMiami (EE.UU.)

El suizo Roger Federer anunció hoy que este año no participará de nuevo en la temporada de tierra batida, incluyendo Roland Garros, a pesar de haber perdido en el Masters 1.000 de Miami el número uno de la ATP en favor del español Rafael Nadal.

"He decidido que no jugaré la temporada de tierra batida", dijo en rueda de prensa tras perder en segunda ronda en Miami por 3-6, 6-3 y 7-6 (4) ante el australiano Thanasi Kokkinakis, 175 de la ATP.

El suizo necesitaba llegar a cuartos de final del torneo para asegurarse el número uno hasta después de la temporada de tierra, en la que tampoco participó el año pasado.

El campeón en Miami en 2005, 2006 y 2017, cuando derrotó a Nadal, ausente este año en el último torneo en Cayo Vizcaíno, entregará en los próximos días el número uno al español.

Federer, que recuperó el número uno de la ATP el pasado 19 de febrero, había retrasado el anuncio de su decisión de no participar en Roland Garros y en el resto de los torneos de tierra batida, en los que, al no haber participado el año pasado, fácilmente podría sumar unos puntos que le garantizarían el liderazgo en la ATP.

Pero, el campeón de 20 torneos de Grand Slam aseguró que no se "merece" ser el número uno después de un partido como el desplegado ante Kokkinakis. "Es así como lo siento, así de mal", recalcó.

"Tomaré un descanso, y al volver a entrenar daré el cien por cien", dijo sobre su futuro próximo un Federer que se mostró abatido durante la conferencia de prensa.

Reconoció estar "triste y un poco frustrado", especialmente por la imagen mostrada en la pista central de Cayo Vizcaíno, donde no encontró la "manera" de ganar.

"No me sentía bien, mis movimientos no estaban funcionando para nada y sentí que el tercer set podía ser muy complicado", indicó.

"Cada vez que me sentía con opciones pasaba algo malo, o tomaba una mala decisión, o él la tomaba bien, quién sabe. Estaba pagando el precio de las oportunidades que perdí", dijo.

Federer aseguró que fue "decepcionante" el no estar al nivel con el que estaba "contento hasta hoy".

Sobre su rival, dijo que es un "buen chico" y se alegró de que este triunfo sea un "gran resultado para su carrera".

"Fue un poco mejor que yo hoy. Estaba más relajado", opinó.