EFEParís

Hacía cuatro años que el público de París no había visto al tenista que más adula, el suizo Roger Federer, que este domingo regresó a Roland Garros y tuvo un reencuentro plácido, con una victoria sencilla ante el joven italiano Lorenzo Sonego.

A la espera de que este lunes entren en juego los grandes favoritos, el español Rafa Nadal, el serbio Novak Djokovic y el austríaco Dominic Thiem, el Grand Slam francés pudo disfrutar del juego del helvético.

No tuvo que emplearse mucho Federer para ganar, por 6-2, 6-2 y 6-4, al italiano Lorenzo Sonego, de 23 años, neófito en París, 73 del ránking.

Veinte años después de su debut en la tierra batida de París, diez después de su único triunfo, el helvético de 37 años volvió a comprobar, en una central repleta, que sigue siendo el hombre más querido por el público francés.

Y demostró que los problemas físicos que le obligaron a retirarse del pasado torneo de Roma son historia, al deshacerse sin problemas de un rival que comenzó nervioso y que, pese a que llegaba con el triunfo en Marrakech en su palmarés, no puso problemas a Federer.

En segunda ronda, Federer se medirá contra el alemán Oscar Otte, rescatado de la fase previa, que se deshizo en primera ronda del tunecino Malek Jaziri, por 6-3, 6-1, 4-6 y 6-0.

Junto con Federer, el otro gran nombre que saltó a la pista este domingo fue el del griego Stefanos Tsitsipas, que se ha ido labrando una figura de favorito.

Tampoco dejó grandes conclusiones el duelo del heleno ante el alemán Maximilian Marterer, 110 del mundo, que cayó por 6-2, 6-2 y 7-6 (4).

A sus 20 años, Tsitsipas llega a la tierra batida parisiense tras haber efectuado una buena gira en esa superficie y se medirá por un puesto en tercera fase por ve primera en su carrera contra el boliviano Hugo Dellien, que ganó al indio Prajnesh Gunneswaran su primer partido en un Grand Slam.

Primer griego a entrar entre los diez mejores del mundo, Tsitsipas logró hace dos semanas derrotar en semifinales del Masters 1.000 de Madrid a Rafa Nadal, antes de perder en la final contra el serbio Novak Djokovic, números 2 y 1 respectivamente del ránking.

El japonés Kei Nishikori, séptimo favorito, se deshizo sin problemas del francés Quentin Halys, invitados por los organizadores, por 6-2, 6-3 y 6-4.

Su siguiente rival saldrá del duelo entre el francés Jo-Wilfried Tsonga y el alemán Peter Gojowczyk.

La sorpresa llegó en el cuadro femenino, donde la quinta favorita, la alemana Angelique Kerber perdió contra la rusa Anastasia Potapova, tenista de 18 años y 81 del mundo, que le derrotó por 6-4 y 6-2.

La cuartofinalista de la pasada edición, que lleva dos meses sin jugar por problemas físicos, ya había avisado que saltaría a la pista por respeto a un Grand Slam, el único que no figura en el palmarés de esta exnúmero uno del mundo de 31 años.

Pero apenas rivalizó contra una jugadora prometedora, que debutaba en el torneo y que ahora se medirá ante la vencedora del duelo entre la china Yafan Wang y la checa Marketa Vondrousova

La número dos del mundo, la checa Karolina Pliskova, se deshizo sin problemas de la estadounidense Madison Brengle por 6-2 y 6-3.

Su próxima rival será la eslovaca Kristina Kucova, procedente de la fase previa y que venció a la rusa Svetlana Kuznetsova, ganadora en 2009 pero que por segundo año consecutivo pierde en primera ronda, por 6-2 y 6-3.

Luis Miguel Pascual