EFEValladolid

Los números uno del mundo Alejandro Galán y Juan Lebrón han sumado este domingo en Valladolid su segundo máster de la temporada, tras el de Marbella, al imponerse en Valladolid a la pareja formada por Arturo Coello y Fernando Belasteguín que lucharon hasta el final para intentar la sorpresa.

A pesar de que partían como claros favoritos los números uno del mundo, Juan Lebrón y Alejandro Galán, quedó claro desde la primera bola en juego que el veterano Fernando Belasteguín y el joven Arturo Coello iban a presentar una dura batalla.

Además, el vallisoletano Coello contaba con el aliciente de tener al público a su favor, lo que les dio más empuje y a punto estuvo de romper el primer juego que finalmente resolvió Galán con el punto de oro para poner ese 1-0 inicial.

Cada servicio fue resuelto por sus protagonistas y, en el caso de Galán, logrando dejar en blanco el juego con un efectivo ataque, perfectos remates e imposibles voleas que no supieron frenar los rivales, aunque lo intentaron a través de la envergadura y potencia de Coello y la calidad de Belasteguín.

Esa igualdad se mantuvo hasta el décimo juego, en el que el experimentado jugador argentino perdió su servicio, dando así el primer set a los números uno del ránking mundial, por 6-4.

Dar ventaja a Lebrón y Galán suponía mucho riesgo. Más aún cuando, en la segunda manga, estos conseguían romper el servicio de Belasteguín para situarse con un 3-0 que parecía totalmente determinante, gracias a esa dinámica positiva.

Pero Coello estaba en su casa y Belasteguín volvió a dejar claro que a sus 43 años sigue estando en un estado de forma envidiable, ofreciendo golpes de elevadísimo nivel que despertaron la ovación del público.

Esa insistencia y entrega se tradujo en una rotura del servicio a Alejandro Galán en el octavo juego, que empataba el choque a cuatro. Parecía que podía repetirse lo acontecido en el anterior set, tras el 5-4 y dos bolas para ganar el partido para los números uno que, sin embargo, no pudieron aprovechar, ante el buen hacer de Coello y Belasteguín.

La eterna lucha derivó en un agónico tie break, en el que pudo suceder cualquier cosa puesto que aciertos y errores se repartieron a partes iguales. Pero, finalmente, la experiencia acumulada en las finales, durante esta temporada, por Galán y Lebrón, decantaron la balanza de su lado, para ganar el máster vallisoletano con un 9-7 en esa 'muerte súbita'.

Los ganadores celebraron su victoria, sabedores de lo que les había costado lograrla, y se deshicieron en elogios hacia la pareja rival, al asegurar que Arturo "tiene un futuro brillante y seguro que disputará muchas finales en su carrera", y que Belasteguín "sigue siendo un ejemplo para todos los jugadores porque ya ha perdido la cuenta de las finales que ha jugado", ha comentado Galán.

Por su parte, Lebrón también ha elogiado el partido realizado por sus rivales en la final y agradecido el comportamiento del público que, aunque lógicamente apoyó a su vecino, Arturo Coello, también aplaudió la calidad de los números uno del mundo que, tras este triunfo, ponen más tierra de por medio sobre sus perseguidores en el ránking.

Inés Morencia