EFERedacción deportes

La piscina del centro acuático Tollcross de Glasgow asistió al nacimiento de una nueva estrella con la irrupción de la joven británica Freya Anderson, que a sus 18 años sumó su segunda medalla de oro en los Europeos de piscina corta que se disputan en la ciudad escocesa, al imponerse este sábado en la final de los 200 libre.

Una victoria que adquirió mayor valor si cabe dada la entidad de las rivales, ya que para alzarse con el triunfo la joven británica tuvo que superar, nada más y nada menos, que a toda una leyenda de la natación mundial, la italiana Federica Pellegrini, Y de qué manera, ya que Anderson inició los últimos 50 metros de la prueba con una desventaja de casi un segundo -0.99- con relación a la nadadora italiana, que parecía imparable hacia su sexto título continental de la distancia.

Pero con lo que no contaba Pellegrini, ni nadie, es con los dos últimos espectaculares largos que firmó la británica, que metro a metro fue reduciendo su desventaja hasta alzarse con la victoria con un crono de 1:52.77.

Once centésimas menos que Federica Pellegrini, que no pudo resistir el feroz ataque final de la británica, que nadó los últimos cincuenta metros de la prueba en unos sensacionales 27.31 segundos.

Toda una exhibición que no pareció saciar a Freya Anderson, que ya había dado el viernes muestras de su extraordinario potencial al imponerse en los 100 libre, ya que la joven británica a punto estuvo de protagonizar otra espectacular remontada en la final del relevo mixto de 4x50 libre.

Una prueba en la que Anderson llevó a Gran Bretaña a la medalla de plata, sólo superada por Rusia que ganó con un nuevo récord de Europa -1:28.31-, tras otra última sensacional posta.

Todo un aviso para el futuro de esta nadadora británica, que ya señaló el pasado año que su objetivo es proclamarse algún día campeona olímpica de los 100 y 200 libre.

Pero si sorprendente fue el triunfo de Freya Anderson, no menos inesperada fue la victoria del holandés Arno Kamminga en los 100 braza, una prueba en la que todo parecía dispuesto para el triunfo del bielorruso Ilya Shimanovich.

De hecho, Shimanovich, que el viernes estableció un nuevo récord de Europa con un tiempo de 55.89 segundos parecía en disposición de asaltar la plusmarca universal -55.61- del sudafricano Cameron van der Burgh.

Sin embargo, no fue capaz de responder a tan altas expectativas y se vio superado con claridad por un Arno Kamminga, que añadió al título que logró en los 200 braza el de los 100, tras imponerse con un tiempo de 56.06, tres décimas menos que el bielorruso.

Tampoco pudo cumplir con su papel de favorito el francés Florent Manaudou, que ni tan siquiera pudo subir al podio de los 50 mariposa, tras concluir en una discreta quinta posición.

Manaudou, que disputa en Glasgow su primera gran competición tras su retorno a la natación, tras casi dos años y medio fuera de las piscinas por dedicarse a jugar al balonmano, no pudo contener el empuje de nadadores como el ruso Oleg Kostin, que se alzó con el oro con una marca de 22.23.

Quien no falló fue la húngara Katinka Hosszu, que cerró su participación en los Europeos de Glasgow, tras renunciar a la disputa de los 100 mariposa en los que inicialmente aparecía inscrita, con un triunfo en la final de los 200 estilos.

Hosszu, que sumó su quinto título consecutivo en la distancia, no dio la más mínima opción a sus rivales en una final en la que la "dama de hierro" fue firmando posta a posta los mejores tiempos para alzarse con la victoria final con un tiempo de 2:04.68.

Marca que sirvió a la magiar para colgarse su cuarto oro -200 mariposa y 100, 200 y 400 estilos- en los campeonatos, dos menos de los que logró hace dos años en Copenhague, donde también hizo pleno al ganar las seis pruebas -50, 100 y 200 espalda y 100, 200 y 400 estilos- que disputó en la capital danesa.

Completaron la nómina de ganadores la italiana Martina Carraro, que se coronó nueva campeona de Europa de los 100 braza con un crono de 1:04.51, y la holandesa Kira Toussaint, que añadió al oro logrado en los 100 espalda, el triunfo cosechado este sábado en los 50 con una marca de 25.84 segundos.