EFELondres

El Manchester United volvió este sábado a las posiciones de Liga de Campeones al golear al Bournemouth (5-2) con una gran actuación del joven Mason Greenwood.

La perla de los 'Diablos Rojos' anotó dos tantos en el triunfo de su equipo, que se coloca de manera provisional en puestos de Liga de Campeones por primera vez desde la quinta jornada.

Y eso que las cosas no empezaron bien para los de Ole Gunnar Solskjaer. Se adelantó en el marcador el Bournemouth, uno de los grandes candidatos a descender, con una genialidad de Stanislas. El jugador de los Cherries se inventó un caño sobre Harry Maguire prácticamente en la línea de fondo y batió sin ángulo a David de Gea.

El tanto, de una magnífica factura, no noqueó al United, que se repuso con contundencia antes del descanso. Greenwood empató sobre la media hora y Marcus Rashford, de penalti, y Anthony Martial, en el tiempo añadido de la primera parte, mandaron al United 3-1 arriba encarando el túnel de vestuarios.

Un penalti por mano de Eric Bailly propició que el Bournemouth se acercara en el marcador (3-2), pero Greenwood, completando su doblete, y Bruno Fernandes, que no falló en su cita con el gol, rubricaron la 'manita' a favor de los de Solskjaer.

Con esta victoria, el United vuelve a posiciones de Liga de Campeones y se coloca cuarto, con un punto de ventaja respecto al Chelsea, que tiene que jugar este domingo.

El Bournemouth se acerca a la Segunda división y es penúltimo con 27 puntos, a uno de la salvación que marca el Watford, que precisamente se enfrentará al Chelsea esta jornada.