EFERedacción deportes

El británico Lewis Hamilton y el finlandés Valtteri Bottas trasladaron el dominio de Mercedes al Principado de Mónaco, con tiempos inalcanzables para sus rivales, en la primera jornada de entrenamientos libres del sexto Gran Premio de la temporada en la Fórmula Uno.

El inglés se acomodó en la primera posición en los Libres 1 (1:12.106) y repitió en los Libres 2 (1:11.118).

En la segunda ronda de entrenamientos estuvo escoltado por su compañero de equipo, Valtteri Bottas. El finés se quedó a 81 milésimas y anunció pelea por la 'pole' el sábado.

Parece Bottas el único piloto capaz de discutirle la victoria a Hamilton y es que un nuevo doblete de las flechas plateadas se intuye como previsible atendiendo al hueco que les separa de sus rivales.

El alemán Sebastian Vettel (Ferrari) se quedó a 0.763 segundos de Hamilton en la segunda sesión de entrenamientos.

El francés Pierre Gasly (Red Bull), el tailandés Alexander Albon (Toro Rosso) y el holandés Max Verstappen (Red Bull) cuentan una desventaja de casi un segundo con respecto a las flechas plateadas.

Esta temporada han impuesto su duopolio en las cinco carreras precedentes y en el Principado amenazan con extender su jerarquía.

Ocurre, sin embargo, que Mónaco es imprevisible por las características del trazado. En el escenario monegasco se hace imprescindible una buena clasificación y no cometer fallos en carrera por la proximidad de los muros.

Será, por tanto, el sábado y el domingo cuando se defina el desenlace en un Gran Premio que comenzó este jueves, un día antes de lo que es habitual. Por tradición, la Fórmula Uno descansa los viernes en Mónaco.

Esa jornada deberá servir de reflexión, especialmente en el garaje de McLaren. El español Carlos Sainz se quedó en blanco en los Libres 1, por un problema en la batería de su monoplaza. En la segunda ronda pudo rodar 46 vueltas.

Con un mejor giro de 1:12.419 se quedó en la decimotercera posición, tras su compañero, el británico Lando Norris.

Están lejos, en cualquier caso, del Top-10.

Sí tienen cabida ahí, además de los dos Mercedes, los dos Ferrari, los dos Red Bull y los dos Alfa Romeo, del italiano Antonio Giovinazzi y del finlandés Kimi Raikkonen, quien en Mónaco disfruta de su Gran Premio número 300.

El danés Kevin Magnussen, el piloto con más vueltas en los Libres 2 con un total de 53, se ubicó en la séptima posición en una jornada marcada por el recuerdo al triple campeón mundial de la Fórmula Uno Niki Lauda, quien falleció este lunes.