EFERedacción deportes

Irati Idiakez es la única integrante del equipo de snowboard paralímpico español, con el que últimamente colecciona victorias a nivel internacional convertida en la principal referente de los deportes de invierno adaptados.

La vida de Irati Idiakez (Getaria, Guipúzcoa; 1996) sufrió un cambio radical el 10 de diciembre de 2017. Estando en Chile estudiando el último semestre de la carrera de Trabajo Social sufrió un accidente. El conductor del autobús que cubría la ruta entre Santiago y Viña del Mar perdió el control y volcó.

Irati, que estaba con una amiga que también sufrió daños en una pierna, tuvo que someterse a varias operaciones que terminaron con la amputación del brazo derecho.

Haciendo rehabilitación, el médico la dijo que sería importante que estuviera fuerte por temas de compensación e hiciera deporte, algo a lo que no estaba acostumbrada ya que solo realizaba de vez en cuando bicicleta estática y algunos ejercicios de mantenimiento.

Fue entonces cuando la llamaron de la Federación Vasca de Deporte Adaptado y dio comienzo a una historia deportiva que la llevó a debutar internacionalmente a finales de 2019. Desde entonces acumula éxitos sobre la tabla de snow, como los cosechados este 2021.

La pasada temporada ganó la prueba de la Copa del Mundo de Pyha (Finlandia), realizó dos segundos puestos en Colere (Italia), se llevó el Globo de Cristal a la mejor deportista de su categoría (SB-UL) y obtuvo el triunfo en el Campeonato de España disputado en Sierra Nevada.

Esta campaña, bajo la dirección de su entrenador, Manel Maestre, y el trabajo que realiza en el Centro de Deportes de Invierno Adaptado (CDIA) del Valle de Arán, de momento no se ha bajado del podio en su categoría SB-UL. En Laandgraf (Países Bajos) ganó una medalla de plata, mismo metal que en Finlandia, y en la última prueba de la Copa del Mundo en Hochfügen (Austria) se proclamó campeona.

"Estoy muy contenta por cómo ha ido todo. Estoy mejorando mucho y cada día me encuentro con ganas de más", declara Irati, que confiesa que su mejoría de los últimos meses radica en una "mayor habilidad para saber adaptarse a cada circuito".

"A medida que voy teniendo más horas en la nieve me voy sintiendo más cómoda en la tabla. Estoy disfrutando mucho las competiciones, algo que antes no me pasaba tanto", apunta Irati, que se encuentra preparada a todos los niveles para afrontar una temporada que está siendo exigente.

"Aparte de adaptarse a las condiciones climatológicas hay que estar bien físicamente, psicológicamente y a nivel nutricional. Y creo que lo estoy", subraya la rider guipuzcoana, que comparte entrenamientos, viajes y confidencias con Raquel Martínez, compañera de equipo que pertenece a la Federación Española de Deportes de Personas con Parálisis Cerebral y Daño Cerebral Adquirido (FEDPC).

El próximo objetivo de Irati Idiakez es el Mundial en enero de Lillehammer (Noruega), en el que competirá en las modalidades de boarder cross y banked slalom.

"Intento mentalmente no ir con mucha presión porque así funciono mejor, sobre todo para controlar los nervios. Quiero hacerlo lo mejor posible, disfrutarlo y ojalá pueda subir al podium", señala la deportista vasca, que tiene en la polaca Monika Aleksandra Kotzian a su principal rival, a la espera de conocer si las riders chinas acudirán o no a Noruega.

El buen momento deportivo que vive lo está disfrutando Irati Idiakez. "Soy de vivir el momento y saber estar donde estoy sin hacer mucho caso a las redes sociales. Mi familia, desde que empecé, me apoya mucho".

El Globo de Cristal que conquistó la pasada temporada está en casa de sus padres en un sitio ilustre. "Está en el salón, con todos los trofeos que he ganado", confiesa.

Aunque en 2022 no podrá estar en los Juegos Paralímpicos de Pekín al no estar su categoría en el programa competitivo, su mente ya está puesta en los de Milán-Cortina d'Ampezzo 2026, en los que sí estará.

"Lo tengo asimilado pero me da pena. Eran unos Juegos ideales para coger experiencia y me da rabia. Ahora son cuatro años más y, aunque nunca se sabe qué puede ocurrir, tengo el compromiso de prepararlos bien para estar allí", confiesa.

Aparte del deporte la otra actividad que ocupa el tiempo de Irati Idiakez son los estudios. Tras la carrera de Trabajo Social estudia un Máster para ser profesora. "Yo creo que valgo para ello, tengo mucha paciencia y dedicación".

El presente es suyo. Y el futuro también. Sabe lo que quiere y tiene los pies en el suelo para afrontar con ambición los retos que le depara el destino. Astrid Fina, medallista de bronce en snow en los Juegos de 2018, ya lo avanzó hace tiempo: "Irati tiene unas ganas tremendas de comerse el mundo". De momento los resultados la están dando la razón.

David Ramiro