EFEMadrid

La presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD), Irene Lozano, pidió ser "prudentes" y "no adelantar los plazos" para la vuelta del público a los estadios de fútbol y aseguró que ésta debe hacerse "de forma que se garantice la igualdad entre los equipos y se respete la integridad de la competición".

"Es una cuestión de responsabilidad y solidaridad. Nos hemos esforzado mucho en acompasar la vuelta de los equipos, y no debemos cambiar eso. Es una competición que se hace entre todos y por igual", señaló a EFE la secretaria de Estado para el Deporte, después de que la UD Las Palmas planteara la posibilidad de reanudar la Liga con público.

Lozano consideró que "debemos ir paso a paso, sin precipitarnos, y pensando siempre que por encima de todo está la protección de la salud", ya que "parecía impensable que LaLiga retomase su actividad, pero en apenas una semana lo va a hacer".

"Nos debemos felicitar por ello, es un éxito, pero este gran avance no puede significar que olvidemos todo lo que ha ocurrido en nuestro país a nivel sanitario y humano en los últimos meses. Si en un futuro se pudiera, se verá, pero tenemos que tener cautela y, como digo, responsabilidad. No adelantemos los plazos y seamos prudentes", pidió.

La UD Las Palmas consideró ayer que la situación epidemiológica de Canarias, que el próximo lunes debe entrar en fase 3, le permite organizar con seguridad el partido que disputará el próximo 13 de junio contra el Girona con un máximo de 11.000 espectadores presentes en su estadio, un tercio de su aforo.

El club planteó que si recibe todos los permisos necesarios, su estadio tendía dos de cada tres butacas vacías, todos los espectadores usarían mascarilla y guantes y cada uno de ellos tendría que ponerse en contacto con el club 24 horas antes para que le asignen una puerta y una hora de entrada, de forma que el público acceda al estadio sin aglomerarse.

"Si el Gobierno de Canarias está de acuerdo en que juguemos con público, si LaLiga está de acuerdo en que juguemos con público, pero el CSD no lo está, no jugaremos con público. Nosotros no queremos general ningún conflicto. Creemos que esto es bueno para España, que lo es para Canarias, pero si no se ve así, competiremos como el resto de equipos", dijo a EFE el presidente del club, Miguel Ángel Ramírez.

El pasado 29 de mayo el CSD confirmó la reanudación de la competición de liga el próximo día 11 con el derbi Sevilla-Betis, en función de la situación sanitaria, tras el cuerdo del "Grupo de Contacto" que integra junto a LaLiga y la Federación Española de Fútbol (RFEF), fruto de los Pactos de Viana, que permitieron el consenso para el retorno de la actividad futbolística y la Liga sin público.

El campeonato, si se cumplen todas las previsiones y dependiendo de la evolución de la pandemia, concluirá el fin de semana del 18 y 19 de julio. EFE

omm/og