EFESan Sebastián

El delantero sueco Alexander Isak declaró este miércoles, en su presentación con la Real Sociedad, que llega a San Sebastián para triunfar en una gran competición y que no quiere comparaciones con su compatriota Zlatan Ibrahimovic.

"Estoy muy contento de llegar a un club como la Real, es una buena decisión la que he tomado porque ha sido muy buen año para mí y estoy con muchas ganas de empezar la próxima temporada", señaló en sus primeras declaraciones como futbolista de la Real, en las que admitió que en su país se le ve como un posible sucesor de Ibrahimovic pero que él aspira a dar "la mejor versión" de sí mismo.

Isak ha firmado un contrato que le vincula a la Real por cinco temporadas, pero el presidente del club, Jokin Aperribay, ha rehusado decir el precio que han tenido que pagar a su club de origen, el Borussia Dortmund, alegando la existencia de una cláusula de confidencialidad.

No obstante, fuentes vinculadas con la operación han indicado que el montante del traspaso alcanza los 6,5 millones de euros más variables, aunque el club alemán se ha reservado una opción de recompra de 30 millones de euros.

El jugador explicó los motivos por los que eligió al club guipuzcoano por delante de otras ofertas y uno de ellos fue por una "cuestión de concepto, ya que dan oportunidades a jugadores jóvenes y no había nada malo que me animara a no fichar".

Ya conoce a Mikel Oyarzabal, al que se enfrentó el lunes en el encuentro España-Suecia, y, aunque reconoció que antes de ese partido se había comprometido con la Real a "ver las instalaciones", aclaró que su fichaje no estaba hecho, por lo que no habló de esta cuestión con el internacional realista, autor de uno de los tres goles del triunfo español ante los suecos.

Se definió como un jugador "con buen trato con el balón y con gol" y fuera del campo dijo ser "simpático y humilde", por lo que no espera problemas de adaptación en su nuevo destino.

Isak reconoció que para él era un "sueño" jugar en la liga española, ya que la considera "la mejor del mundo".

El presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, agradeció al futbolista su deseo de fichar por la Real después de "mucho tiempo siguiéndolo" y auguró "años muy bonitos con mucha gente joven que tiene ganas de aprender" en el próximo proyecto blanquiazul.

El nuevo jugador realista, de origen eritreo y 19 años, espera confirmar lo apuntado tras la cesión por el Borussia Dortmund al Willem II de la liga holandesa, en la que ha destacado de forma notable al anotar 13 goles en 18 partidos.