EFERedacción deportes

Italia, que remontó a España (3-1), y Polonia, que superó a Bélgica (3-2), tomaron ventaja en el arranque de la fase final de la Eurocopa sub 21 que se disputa en seis sedes italianas.

El conjunto transalpino estimulado por la condición de anfitrión se sobrepuso al gol inicial de España, que fue superior durante un buen tramo de la primera parte pero que se deshizo a costa de sus propios errores.

El centrocampista del Real Madrid Dani Ceballos, con un gran gol, abrió el marcador en el duelo disputado en el estadio Renato Dell'Ara de Bolonia a los nueve minutos. Fue en los mejores minutos del conjunto de Luis de la Fuente.

Sin embargo, los fallos defensivos condenaron a España. El atacante del Fiorentina Federico Chiesa logró el empate antes del descanso y, a la hora de juego, puso por delante a Italia, que sentenció el choque por medio de Lorenzo Pellegrini, en el minuto 82, al transformar un penalti.

Italia, que con cinco títulos es el más laureado de la competición aunque no gana desde Alemania 2004, lidera el Grupo A con los mismos puntos que Polonia, que previamente superó a Bélgica (3-2).

El cuadro belga será el siguiente rival de España, el próximo miércoles, en un choque sin margen de error para ambos. Solo el campeón de cada uno de los tres grupos y el mejor segundo acceden a las semifinales.

Y es que Polonia tumbó en el estadio Mapei - Citta del Tricolore de Reggio Emilia a Bélgica (3-2), que se puso por delante en el marcador a los seis minutos con el gol del jugador del Toulouse Aaron Leya Iseka.

Empató Szymon Zurkowski en el minuto 26 y sentenció el conjunto polaco en la segunda mitad, gracias al defensa del Arsenal Krystian Bielik, que puso por delante a su equipo, y de Sebastian Szymanski que hizo el tercero para Polonia.

A seis del final, el centrocampista del Brujas Dion Cools reanimó a Bélgica, que ya no fue capaz de empatar para lograr, al menos, un punto.