EFEBarcelona

El holandés Ronald Koeman, entrenador del FC Barcelona, no tiene dudas sobre el rendimiento de Leo Messi, de quien no tiene "ninguna queja" y a quien "ve feliz".

Así lo comentó el técnico en la víspera del estreno europeo de su equipo ante el Ferencvaros, martes (21:00 horas), después de que le preguntaron sobre si no le preocupaba que Messi solo haya anotado últimamente un gol y de penalti.

"Su rendimiento puede ser mejor, pero está feliz, está trabajando y quiere ser el capitán, no tengo ninguna queja. También tuvo mala suerte con el poste y una jugada al final en el campo del Getafe. Yo no tengo ninguna duda sobre su rendimiento y lo vamos a ver en los próximos partidos, estoy seguro", insistió.

Koeman asegura que el Barça "no es el máximo favorito" para conquistar la Champions esta temporada, pero cree que su equipo "puede llegar lejos" en la competición.

"En el Barça hay que jugar para ganar títulos, en La Liga y en Europa", indicó el holandés, quien analizó el motivo por el cual parece que este año los equipos del fútbol español no está entre los favoritos al título.

"Está pasando en otros países a raíz del tema de la Covid y también en otras ligas. Le ha pasado al Liverpool o a la Juve, que ya no es líder en Italia. Es complicado porque tiene un gran impacto no solo en el fútbol, sino también en la vida en general", opinó.

Ante el estreno frente al Ferencvaros, Koeman admite que el equipo quiere empezar con buen pie, ganando y jugando con tranquilidad: "Será un partido complicado, es importante ganar los partidos en casa y somos optimistas".

Habló sobre Ousmane Dembélé y también de Antoine Griezmann. En cuanto al primero admitió que ante el Getafe tuvo muchas pérdidas de balón porque "es su manera de arriesgar jugando por dentro", especialmente en la primera parte, pero en la segunda "jugando más abierto", mejoró.

Respecto a Griezmann, Koeman comentó que "está trabajando bien" y desconoce si su falta de gol se debe a un problema psicológico o futbolístico: "Él sabe perfectamente cuál es su situación, lo único que hay que hacer es trabajar mucho para cambiar esta situación".

En general, el técnico no se siente decepcionado con los pesos pesados del equipo. "Todos están haciendo lo máximo, pero tenemos que mejorar. Veo al equipo alegre y contento, descontento por el ultimo resultado, pero mañana hay un partido importante. No estoy decepcionado, nunca lo puedes estar con jugadores que trabajan al máximo. Hay cosas que mejorar y es lo que tengo que hacer, hablar con ellos", insistió.

Cree que es importante ganar mañana porque el equipo viene de una derrota. "Además tenemos que empezar con buen pie y ganar los partidos de casa en Europa", admitió.