EFESant Joan Despí (Barcelona)

El entrenador del Barcelona, Ronald Koeman, aseguró en la víspera del partido ante el Rayo Vallecano que su objetivo es "disfrutar" de su etapa en el banquillo azulgrana el tiempo que dure.

"Ya soy mayorcito y quiero disfrutar en el sitio donde quiero estar. Sé que dependo de lo resultados, pero quiero disfrutar: ocho años, un año o tres meses", afirmó Koeman, quien aseguró que, cuando ya no disfrute en el Barça, se irá "tranquilo" para jugar "cinco días por semana al golf, que es un deporte muy bonito".

El preparador neerlandés sabe que está en el punto de mira porque el nuevo proyecto azulgrana parece no arrancar, pero se siente fuerte para seguir intentándolo.

"Es una ventaja conocer la casa y ser exjugador del club también ayuda, aunque al final te piden lo mismo. También depende de dónde has estado y, como persona, hay que tener carácter. Con viento en contra es fácil marcharse, pero no soy alguien así. Yo afronto las cosas", manifestó.

Tras perder ante el Real Madrid (1-2), un grupo de aficionados increpó a Koeman en el momento que se marchaba en el coche, con su mujer, del Camp Nou, y hasta golpearon el vehículo.

Hoy quiso quitar importancia al incidente: "Es un problema social, no creo haya solución a lo que pasó. Es gente con problemas de educación, no saben lo que son normas y valores. El ambiente en el campo fue todo el contrario, incluso con 0-2. Parece que solo ha sido conmigo, pero jugadores con sus familias han pasado lo mismo. Incluso Carles Puyol. Pero hay que buscar una fórmula para salir del campo y que no se repita".

Respecto al encuentro de Vallecas, Koeman alertó que será "un partido complicado", pero cree que "el equipo reaccionará bien", tras perder el Clásico.

"El Rayo es un equipo que ha subido en el último momento y está haciendo una gran temporada. Es un equipo agresivo. Tenemos el recuerdo de la Copa del año pasado, que fue complicado. Será difícil, pero hemos hecho cosas bien en los últimos tres partidos en casa y tenemos posibilidades", argumentó.

En Madrid, todavía no estará el delantero Osumane Dembélé, a punto de recibir el alta médica y cuya renovación con el Barça parece encallada.

Para Koeman, es prioritario que siga el punta francés, "porque es un jugador importante con diferentes calidades arriba", pero también es consciente de que la renovación no está siendo fácil. "Todavía pensamos que puede renovar pero, si él no quiere, como club debemos valorar cómo afrontar la situación", añadió.

Tampoco sabe si ante el Rayo podrá contar con Ansu Fati, que acabó renqueante el partido del pasado domingo. "Tuvo molestias, pero no por la lesión que tuvo. Todavía es duda. Está en la lista y mañana por la mañana decidiremos si viaja", precisó.

En cambio, confía en que el 'Kun' Agüero pueda ganar en protagonismo -"todavía no está para 90 minutos, pero si en condiciones de iniciar el partido o segundas partes", apuntó- y en que Memphis Depay recupere su mejor versión.

"En los últimos partidos, Memphis no ha podido ser un jugador determinante, pero él mismo lo sabe. Es autocrítico y sabe que debe mejorar", comentó sobre su compatriota.

Más preocupado se mostró Koeman por los lesionados, especialmente por el centrocampista Pedro González 'Pedri', que ha dado un paso atrás en su recuperación.

"Es un jugador por el que hay que estar preocupado. Estará más tiempo fuera, pero no le ponemos fecha, ni tampoco a Dembélé o Araujo", concluyó.