EFESan Sebastián

El Super Amara Bera Bera de balonmano logró el pasado sábado una nueva Liga Guerreras Iberdrola, lo que suma un total de siete ligas en los últimas nueve campeonatos, una "década dorada" de "mucho trabajo y muchos resultados", relata el entrenador del equipo, Imanol Álvarez.

El entrenador, en una entrevista concedida a EFE, tiene claro dónde reside el éxito que ha llevado al club a lo más alto: "En cada día. Es lo que nos ha traído a conseguir los 20 títulos. El salir cada día y cada entrenamiento a ser mejores que el día anterior".

De igual manera lo explica la extremo derecho del Bera Bera, Maitane Etxeberria, pieza destacada de la plantilla que debutó en 2013 con el equipo y cuenta con seis títulos en su haber: "Desde que llegué la esencia del club es luchar, el trabajo que se hace en el día a día. Desde que empecé aquí el nivel de entrenamiento que había era increíble, brutal y, aunque hayan pasado por aquí un montón de jugadoras y se hayan ido, la esencia del club es esa".

El Super Amara Bera Bera se ha convertido en los últimos diez años en el segundo equipo con más títulos ligueros de la competición, tras el histórico Balonmano Mar Sagunto. Desde que en 2012 ganó su primera liga, solo en las temporadas 16-17 y el 18-19 no han conseguido revalidar el título doméstico.

La asignatura pendiente, un título europeo. "Europa siempre ha sido la espinita que tenemos ahí clavada y es el reto que tenemos todos los años", ha explicado Maitane Etxeberria.

La suma de estos éxitos procede, a ojos del entrenador, del buen hacer del club, que "sigue mejorando año a año", en los que "da pasos para estar ahí arriba compitiendo por cada título".

"De momento es así y no nos cansamos de ganar, no nos cansamos de trabajar y mejorar. Y esa es la clave", abunda a EFE Álvarez.

Éxitos en los despachos que han culminado con triunfos en la cancha, el último ejemplo el pasado sábado, cuando el equipo logró la séptima liga contra el Elche, al finalizar el encuentro con un 30-20 a favor de la donostiarras.

Un final feliz para un Bera Bera que a lo largo del año ha tenido que sobreponerse a "un inicio malo", según su entrenador, con una inesperada eliminación en el primer partido de Copa, a la que se unió la derrota en la final de la Supercopa de España.

Esta última supuso un punto de inflexión: "El equipo empezó a evolucionar positivamente y en los últimos meses hemos crecido mucho. Nos hemos convertido en un gran equipo que nos ha llevado a ganar la liga de este modo a falta de dos jornadas y con bastantes puntos de ventaja", explica Álvarez.

El técnico lo describe como "el equipo más coral" que ha estado a sus ordenes, porque "de las 14 que están cualquiera puede jugar en cualquier momento y el equipo no se resiente", lo que permite al conjunto donostiarra "jugar con mucha intensidad y asfixiar a los rivales".

A falta de dos partidos y con el título ya en las vitrinas el Bera Bera lo tiene claro, cuenta Etxeberria: "Esto no termina aquí, hemos ganado la liga, pero todavía quedan partidos y los vamos a luchar igual que hasta ahora y con las mismas ganas".