EFERoma

El argentino Alejandro "Papu" Gómez se jugará la vida este miércoles al frente del Atalanta en el partido contra el Shakhtar Donetsk, que cierra la fase de grupos de la Liga de Campeones y que el equipo italiano necesita ganar para hacer historia y acceder por primera vez a los octavos de final de la máxima competición continental.

Un partido de alta exigencia que Gómez encara "como si fuera una final de la Copa de Europa", decidido a dejar una marca indeleble en la historia del conjunto de Bérgamo, que ya le considera como un ídolo absoluto y un ciudadano más.

"Creemos en nuestras opciones. Encaramos el partido como si fuera una final de Copa, en la que estás dentro o fuera. Lo daremos todo para ganarla como hace el Atalanta, tratando de ganar en todos los campos, con fuerza, físico y gran técnica", afirmaba Gómez tras el triunfo logrado el sábado contra el Hellas Verona (3-2) en la Serie A.

El extremo argentino, que conoce bien a Ucrania al haber jugado en el Metalist Kharkiv en la temporada 2013-2014, tiene claro que su Atalanta tiene por delante un desafío enorme, pero confía en sus posibilidades de volver a escribir la historia de la Liga de Campeones.

Y es que nunca ningún equipo ha conseguido clasificarse para los octavos de final de la máxima competición continental tras perder los primeros tres partidos de la fase de grupos, pero el Atalanta está en condición de superar sus propios límites.

Para avanzar a los octavos de final, deberá imponerse al Shakhtar Donetsk y esperar que el Manchester City del técnico español Pep Guardiola, ya matemáticamente clasificado como primero, no pierda en su visita al Dinamo Zagreb, club que también cuenta con opciones de pasar de ronda.

El Atalanta competirá en un contexto extremadamente complicado y, al alto nivel del rival, se sumará el tremendo frío. De hecho, hubo más de 15 centímetros de nieve en Kharkiv en estos días, algo que agrega un toque de épica a un duelo que se anuncia como una auténtica batalla.

El "Papu", que lleva cinco goles en este primer tramo de temporada y que anotó una diana espectacular en la última jornada de la Liga de Campeones para doblegar al Dinamo Zagreb en el estadio milanés San Siro, saldrá de titular y buscará liderar un equipo que no podrá contar con el delantero colombiano Duván Zapata, todavía lesionado.

A la baja de Duván, autor de 23 goles el curso pasado y de seis este año antes de lesionarse el pasado 12 de octubre, podría sumarse la del esloveno Josip Ilicic, media punta de gran importancia en las dinámicas ofensivas del Atalanta que tuvo que retirarse con molestias musculares en el último partido liguero ganado 3-2 contra el Hellas Verona.

"Creemos mucho, ahora trataremos de descansar, recuperar energías para encarar un gran partido. Hará mucho frío, pero en Bérgamo también hace frío", afirmó Gómez, con la mirada ya fijada en el cruce de Kharkiv.

Un desafío complicado pero posible, que puede lanzar definitivamente al "Papu" Gómez en la historia del Atalanta y del fútbol europeo.

Andrea Montolivo