EFEParís

La gendarmería francesa registró la habitación de uno de los hoteles del colombiano Nairo Quintana y otros dos compatriotas suyos en el Arkea la semana pasada durante el Tour de Francia, dentro de una investigación abierta sin vínculo con las autoridades antidopaje del país.

Según informa la prensa francesa, el registro tuvo lugar el pasado miércoles en el hotel de Megeve, en los Alpes, a primera hora de la mañana.

Los agentes de la brigada de lucha contra delitos medioambientales y la salud pública llegaron con un mandato judicial y registraron la habitación de Quintana, la de su hermano Dayer y la de Winner Anacona, además de las de los masajistas y algunos vehículos, indica el semanario "Le Journal du Dimanche".

La investigación no tiene ninguna vinculación con la Agencia Francesa de Lucha contra el Dopaje (AFLD), responsable de los controles durante el Tour, agrega.

Quintana, que llegó al Tour con opciones de subir al podio por cuarta vez en su carrera, quedó apeado de esa lucha tras sufrir tres caídas.

El ciclista de Boyacá acabó en el puesto 17 a más de una hora del ganador, el esloveno Tadej Pogacar.

No es la primera vez que la brigada medioambiental de la gendarmería investiga a participantes en el Tour de Francia, aunque sus pesquisas no han determinado nunca la comisión de delitos.

En 2017 abrieron una investigación para determinar si había motores en las bicicletas de algunos ciclistas, pero la cerraron a principios de este año por falta de pruebas.

El año pasado también centraron su atención en el equipo Deceuninck, pero la investigación también fue archivada.