EFEMadrid

Las 16 selecciones participantes en la próxima Eurocopa femenina, que se disputará en Inglaterra en julio de 2022, se repartirán 16 millones de euros en premios, cantidad que dobla la distribuida en la anterior edición de 2017, según aprobó la UEFA.

Dos días antes del sorteo de la competición en Mánchester, la UEFA detalló el sistema de reparto de las cantidades destinadas al torneo, de forma que las 16 selecciones tendrán un mínimo garantizado de 600.000 euros. El campeón obtendrá 660.000€ y el subcampeón 420.000€.

Por primera vez en una competición de selecciones femeninas se introducirán bonificaciones basadas en el rendimiento durante la fase de grupos: 100.000€ por victoria y 50.000€ por empate.

Los premios son acumulativos por lo que si el campeón gana también todos sus partidos de grupo percibirá un total de 2.085.000€. Los equipos que alcancen los cuartos de final 205.000€ adicionales y los semifinalistas recibirán otros 320.000€.

Las selecciones que ganen todos sus partidos de la fase de grupos podrán ganar 900.000€, tres veces más de lo que era posible antes.

La UEFA recordó que de la cantidad total destinada a premios hará un reparto equitativo del 60% y otro del 40% en función del rendimiento.

9,6 millones€ del total de 16 millones se distribuirán por igual entre las 16 asociaciones y los 6,4 millones restantes en función de los resultados de las selecciones en la fase de grupos y de su rendimiento en las rondas eliminatorias.

Este nuevo modelo de distribución se "sitúa entre los principales sistemas de premios en metálico a nivel mundial para los deportes de equipo femeninos", aseguró la UEFA, que por primera vez ha introducido de un programa de beneficios para los clubes con una cantidad total de 4,5 millones€ para los clubes europeos que cedan jugadoras para la fase final.

El aumento de las distribuciones financieras y la introducción de un programa de beneficios para los clubes son iniciativas de la Estrategia de Fútbol Femenino de la UEFA "TimeForAction", que asegura que se distribuya más dinero que nunca en el fútbol femenino.