EFEMilán (Italia)

El seleccionador de Italia, Roberto Mancini, aseguró este martes que su equipo "tarde o temprano" interrumpirá su racha de 37 partidos sin derrotas, pero destacó que prolongarla dependerá de sus futbolistas, en la víspera del duelo con España en las semifinales de la Liga de Naciones UEFA.

"Nosotros debemos pensar que queremos ganar mañana para ir a la final. Llevamos 37 partidos sin perder y nos gustaría seguir. Dependerá de nosotros, sabemos que somos un óptimo equipo pero debemos trabajar mucho para seguir ganando", afirmó Mancini en la rueda de prensa previa al partido de San Siro.

"Tarde o temprano perderemos, es matemática. Esperemos prolongar la racha hasta diciembre de 2022 (en el Mundial de Catar), no creo que sea fácil. Mañana debemos estar concentrados porque nos gustaría jugar la final en Milán", agregó.

Italia, que doblegó a España hace tres meses en la semifinal de la Eurocopa, reeditará ese duelo en San Siro, en un torneo que Mancini considera de alto nivel, pese a que solo haya alcanzado su segunda edición.

"Es una competición importante. Esta vez se disputa tras la Eurocopa y si se hubiera jugado cuando estaba inicialmente previsto (en junio de 2021) se percibiría como aún más importante. Ahora estamos en medio del campeonato y no es fácil preparar los partidos. Pero se enfrentan los cuatro mejores equipos de Europa y serán partidos importantes", afirmó.

Italia llega a la cita con bajas importantes, encabezadas por sus dos delanteros centros, Ciro Immobile y Andrea Belotti.

"Tenemos problemas porque no están nuestros dos delanteros de la Eurocopa por lesión. Pero contamos con Giacomo Raspadori y con Moise Kean. Tenemos varias opciones y veremos cuál será la mejor", dijo.

Es posible además que Mancini termine apostando por Lorenzo Insigne o Federico Chiesa como falso nueve, pero el técnico no dio pistas.

"No sé si Federico Chiesa puede jugar de nueve. Con el tiempo podrá hacerlo, pero nosotros tenemos posiciones claras y sabemos dónde juega mejor. Como delanteros contamos con Moise y Raspadori, y también podría jugar Insigne", aseguró.

Más allá de su alineación, Mancini destacó que su equipo deberá mejorar en la gestión del balón y ser "más rápido" para evitar las dificultades que tuvo en la semifinal de la Eurocopa, cuando España dominó la posesión y solo cayó en la tanda de penaltis.

Restó importancia a las polémicas sobre la lista de convocados del seleccionador español, Luis Enrique Martínez, por excluir a varios jugadores de alto nivel.

"España cuenta con muchos jugadores buenos y es difícil convocar a todos. En la Liga juegan muchos españoles, cuentan con muchos jugadores y a veces debes dejar fuera a varios elementos buenos", afirmó.