EFEMadrid

Marc Márquez llega a Australia en racha y con los deberes hechos, campeón del mundo y campeón de constructores con Honda, pero con el hambre de victoria intacto ya que su objetivo es batir a Mick Doohan y conseguir el triunfo número 55 y ser el piloto con más victorias del equipo del ala dorada,

Tras cuatro victorias consecutivas, Márquez quiere que en el circuito de Phillip Island llegue la quinta para alargar una racha de 13 podios consecutivos –nueve victorias y cuatro segundas posiciones–, la más larga de su carrera deportiva.

En Australia, el piloto del equipo Repsol Honda ha logrado dos victorias en MotoGP (2015 y 2017) y una en 125 cc (2010).

"El de Phillip Island es uno de mis circuitos favoritos, especialmente por las curvas de izquierda. Pero es un trazado donde las otras motos, sobre todo las Yamaha, pueden ser fuertes", dijo Márquez en declaraciones remitidas por su equipo.

"Nuestro objetivo, por supuesto, es intentar ganar, pero una vez comience el fin de semana veremos dónde estamos y analizaremos la situación. Mick Doohan es uno de los primeros nombres que me viene a la cabeza, Doohan contra Crivillé en 500 cc, por tanto, superar esos números para mí es muy especial", añadió.

La prueba oceánica será también un test importante para Jorge Lorenzo, ganador en ese circuito en 250cc (2017) y en MotoGP (2013).

"Estoy impaciente por llegar a Phillip Island para ver si lo que descubrimos en Japón nos puede ayudar, puesto que es un tipo de circuito muy diferente. Es un trazado especial y tengo muy buenos recuerdos de las luchas por el podio y la victoria que logré en el pasado. También debemos prestar atención al tiempo, ya que puede cambiar mucho las condiciones", concluyó.