EFEMadrid

El brasileño Éder Militao volvió a dar negativo en coronavirus, tras dar dos resultados indeterminados en los test de LaLiga y la UEFA, y pudo entrenar con normalidad junto al resto de sus compañeros, a excepción de los que fueron titulares en la victoria contra el Inter de Milán (0-2), pensando en el partido del sábado (21:00 horas CET) contra el Alavés.

El francés Zinedine Zidane recupera así un efectivo, pero sigue contando con cinco bajas. El galo Karim Benzema, con molestias en la cadera, y el español Álvaro Odriozola, con una lesión en el gemelo de la pierna izquierda diagnosticada el pasado 3 de octubre, hicieron trabajo individual tanto sobre el césped como en el gimnasio.

Por su parte, el español Sergio Ramos, lesionado en el bíceps femoral, y el uruguayo Fede Valverde, quien sufre una fisura en la espina tibial posterior de la pierna derecha, trabajaron en el interior de las instalaciones. Además, el serbio Luka Jovic sigue aislado en su casa tras dar positivo en coronavirus el pasado 20 de noviembre.

Con este parte médico, el cuerpo técnico preparó un entrenamiento en el que los titulares frente al Inter realizaron carrera continua sobre el césped y trabajo de recuperación en el gimnasio, mientras que el resto, con la gran novedad de Militao, hicieron trabajo “de conducción y presión” así como “centros y remates”, según informó el club en un comunicado.

Tras la importante victoria en Champions, el Madrid volverá a ejercitarse mañana en la previa del partido en el estadio Alfredo di Stéfano contra el Alavés del sábado en el que intentarán volver a sumar los tres puntos en LaLiga Santander tras una derrota, contra el Valencia (4-1), y un empate, frente al Villarreal (1-1) en los últimos dos compromisos.