EFETokio

Los Minnesota Timberwolves de la NBA argumentaron respecto a su negativa a que el alero español Juancho Hernangómez dispute los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, conocida a apenas dos días del debut del combinado español, que el jugador "necesita recuperararse y rehabilitar su lesión".

El menor de los hermanos Hernangómez sufrió una luxación acromioclavicular grado 4-5 en el hombro izquierdo el 8 de julio en el amistoso España-Francia en Málaga, una dolencia por la que inicialmente se le dio por descartado para los Juegos, pero un segundo diagnóstico médico consensuado entre todas las partes y su mejora posterior provocó su inclusión en la lista de 12.

Según explicó este sábado el presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), Jorge Garbajosa, el conjunto estadounidense estuvo de acuerdo con el equipo médico de la selección en que hiciera un tratamiento conservador y de fisioterapia, y que compitiera en los Juegos, hasta que el viernes 23 la franquicia de la NBA dio su negativa.

El presidente de operaciones de los Minnesota Timberwolves, Gersson Rosas aseguró a través de un comunicado que el motivo de esta decisión es que Juancho Hernangómez tiene que ampliar su tiempo de recuperación.

"Según la recomendación de nuestro equipo médico, Juancho necesita tiempo para recuperar y rehabilitar su lesión, y esa tiempo restringe su disponibilidad para participar en los Juegos de Tokio 2020. El plan de recuperación es el mejor camino para que Juancho pueda restablecerse adecuadamente", indicó Rosas.

"Apoyamos las decisiones de nuestros jugadores internacionales de que jueguen con sus selecciones y apreciamos la pasión de Juancho y de la Federación Española para que represente a su país. Desafortunadamente, estamos tratando con una lesión activa", añadió el ejecutivo de los Minnesota Timberwolves.

Debido a la inesperada ausencia de Juancho Hernangómez, la Federación Española de Baloncesto ha puesto en marcha los trámites para inscribir al alero del Valencia Basket Xabi López-Arostegui, quien viajará a Tokio en cuanto tenga la autorización del Comité Olímpico Internacional (COI).