EFEMadrid

Álvaro Morata, delantero del Atlético de Madrid, mostró su apoyo al seleccionador español, Robert Moreno, y aseguró que están "a muerte" con "un gran entrenador", cuyo futuro en el cargo aún no está asegurado pese a clasificar a España para la Eurocopa 2020.

"Es un gran entrenador, es nuestro mister y seguimos sus órdenes, ideas y conceptos. Lo que se dice o lo que pueda pasar no está en nuestra mano y creo que al final son cosas que no tenemos que dar nuestra opinión. Estamos a muerte con él y lo vamos a estar siempre", aseguró Morata en la sala de prensa del Wanda Metropolitano.

El delantero del Atlético de Madrid vivirá un momento especial en su estadio con la Roja. "Es muy bonito venir a este estadio con la selección, cada partido es bonito y más en un lugar que te sientes como en casa. Tenemos muchas ganas de jugar mañana y de ganar porque es importante para nosotros", señaló refiriéndose a la importancia de ser cabeza de serie en el sorteo de la Eurocopa 2020.

Tras perderse el último Mundial, Morata no piensa en nada que no sea estar en la convocatoria de la Eurocopa. "Estoy con mucha confianza, se que va a haber que dar un gran nivel este año para ir a la Eurocopa porque somos muchos jugadores y no podemos ir todos. Estoy con muchas ganas de hacerlo bien con mi club y así a final de año estará la Eurocopa más cerca".

"Es un momento muy bonito para mí pero al final nadie se acordará de si marcas siete partidos si no ganas títulos con tu equipo o estas en la lista de la Eurocopa. Hay que estar preparado para cuando no entra pero estoy muy contento del momento en el que estoy", añadió.

Ante Rumanía todo apunta a que Morata puede compartir ataque con Paco Alcácer. "Lo importante es jugar y si es con Paco me gusta especialmente. Compartimos muchos momentos cuando éramos más jóvenes, nos entendemos muy bien y se aprovechan los movimientos de uno de los mejores delanteros del mundo. Si juego con él estaré encantado".

Para Morata el último rival de la fase de clasificación, Rumanía, "es una gran selección" y merecían más en el grupo. "No había diferencia con el resto de rivales y podían haber estado clasificados para la Eurocopa perfectamente".

Por último, valoró la fuerza mental que ha desarrollado para lograr su rendimiento actual. "En el pasado tenía muchos más pensamientos y preocupaciones en mi cabeza. Ahora tengo más paciencia para estar metido en los partidos y saber que en el minuto 94 puedes tener una buena ocasión. Eso te da más confianza y te hace estar más atento durante el partido".