EFEMadrid

300.000 espectadores. Es la cifra mágica a la que aspira el Mutua Madrid Open de Tenis en esta edición. La de la vuelta al aforo completo. La del 20 aniversario en la capital. La del adiós a Manolo Santana, 'alma mater' del torneo. También la del emergente Carlos Alcaraz y la número 2 mundial Paula Badosa. Y la de Rafa Nadal, que vuelve tras su lesión y da un impulso a las ventas de localidades.

"La expectativa es muy buena, porque tanto el cuadro masculino como el femenino son potentes, con la irrupción de Carlos Alcaraz, la confirmación de que estará Rafa Nadal, con Paula Badosa como número 2. Tenemos los mejores ingredientes para que el aforo esté lleno", asegura a EFE el director comercial del torneo, Javier Burgos.

El torneo madrileño ya solo se compara con las cifras prepandemia. En 2019 establecieron su récord con 278.000 espectadores al vender todos los billetes entre todos los días de competición. Tras haberse convertido en un torneo de dos semanas en 2021 -año en el que solo pudieron acoger al 40% del aforo-, aspiran a redondear esa cifra a 300.000 espectadores.

A ese impulso le han sumado esta misma semana la confirmación de Rafa Nadal, que vuelve a la competición en el torneo del que es el máximo campeón (cinco títulos) tras su lesión en la final de Indian Wells.

"Indudablemente la presencia de Rafa es un factor muy importante que aumenta mucho las ventas, pero lo positivo y lo que veníamos detectando es que la gente compra las entradas con mucha antelación. Es un indicador de que vienen más al evento que a ver jugadores concretos, porque quien compra en noviembre no sabe si va a estar Nadal, Badosa o Muguruza, pero sabe que estarán los mejores del mundo", explica el directivo del torneo.

De esos aficionados que acuden a la llamada de la tierra batida en la Caja Mágica, la organización del torneo estima que en años anteriores un 30% solía corresponder a visitantes extranjeros, especialmente franceses, ingleses e italianos, pero también mexicanos y estadounidenses. Otro objetivo de 2022 es recuperarlos. "Somos optimistas", opina Burgos, aunque reconoce que solo sabrán si efectivamente ha retornado el aficionado extranjero al final del torneo.

En todo caso, el Mutua espera seguir siendo "un atractivo turístico para la ciudad", en un inicio de mayo particularmente atractivo en lo deportivo, ya que en la misma semana del torneo habrá una semifinal de Liga de Campeones de fútbol Real Madrid-Manchester City. "Con la semifinal de 'Champions', el plan es espectacular: venir a Madrid, ver a los números uno del tenis, ver el partido de fútbol y disfrutar de una oferta gastronómica brutal", subraya.

Madrid recibía hasta la pandemia un impacto audiovisual superior a los 100 millones de euros, gracias a la media de 1.146 euros que gastaba cada visitante extranjero en la región, según un estudio académico que realizó en 2018 la Universidad Europea, en base a 250.000 espectadores, un 21% de ellos extranjeros. Del comportamiento del aficionado foráneo dependerá que se superen esas cifras.

UN NUEVO PROPIETARIO QUE APUESTA POR LA CONTINUIDAD

El torneo madrileño cuenta con un nuevo patrón. La empresa multinacional IMG, especializada en organización de competiciones deportivas, desarrollo audiovisual y publicitario que trabaja con la Euroliga de baloncesto, la UFC de artes marciales mixtas y es dueña del Miami Open de tenis, completó este abril la compra de Madrid Trophy Promotion, entidad propietaria del torneo de tenis madrileño y del Acciona Open de España de golf.

"Las reuniones que hemos tenido hasta ahora son de continuidad absoluta. Han comprado el torneo como un caso de éxito, es el más importante que tienen a nivel tenístico y lo tienen como un torneo asentado", explica el director de negocio del Madrid Open, que resalta la "confianza absoluta en el modelo de gestión" que les han transmitido los nuevos dueños.

Con una multinacional estadounidense de su lado, Burgos confía en crecer en socios comerciales. "A nivel de ventas internacionales es más sencillo hacerlas contando con oficinas en las principales ciudades del mundo", resalta sobre el valor de IMG.

El nuevo propietario formará parte de la próxima transformación del torneo, que tiene ya proyectada la construcción de una pista nueva en la Caja Mágica con capacidad para entre 8.000 y 10.000 espectadores, que servirá de escenario intermedio entre la central Manolo Santana (12.000 espectadores) y el Estadio 2 Arantxa Sánchez Vicario (3.500 localidades).

"Necesitábamos una pista intermedia que pudiera albergar la cantidad de público que quiere ver los partidos. Tenemos muchos partidos muy importantes al ser un Másters 1.000 y a veces en la pista 2 juega la número dos del mundo, hay mucha gente y no cabe", explica Burgos, que calcula que la nueva pista estará lista para el año 2025, en una reforma en la que colaboran con el Ayuntamiento de Madrid, con quien hay acuerdo para mantener el torneo en la capital española hasta 2030.

TECNOLOGÍA Y RECUERDO A MANOLO SANTANA

Madrid se define en el calendario tenístico con tres pilares: un torneo joven, tecnológico e innovador. Por este motivo en esta edición han desplegado en la planta baja de la Caja Mágica un gran plató para realizar emisiones en Twitch, la plataforma de vídeo en directo propiedad de Amazon que es la favorita de la audiencia joven.

"Queremos captar a ese público joven y ofrecerle mucho contenido, más dinámico, fresco, menos habitual al de un torneo de tenis, porque ese aficionado es nuestro cliente del futuro", explica Burgos. A través de esa señal difundirán la competición virtual del torneo, entrevistas a jugadores y la presencia de creadores de contenido reconocidos por el público joven.

Al mismo tiempo, los accesos cuentan con más de 1.000 metros de pantallas LED para potenciar esa sensación de pujanza tecnológica y difundir el contenido audiovisual de la prueba, que se retransmite en 180 países de todo el mundo gracias a las televisiones.

De la innovación a la memoria. Este Mutua Madrid Open será, al mismo tiempo, el del 20 aniversario de la cita y el primero desde el fallecimiento de Manolo Santana el pasado 11 de diciembre. Una figura esencial del tenis español y también para el torneo madrileño.

"Queremos que todo el torneo sea una celebración. Todo respira 20 aniversario, en Madrid habrá elementos que reflejan ese aniversario, y queremos también que sirva para hacer un homenaje a Manolo Santana, que fue quien trajo el torneo a Madrid", explica el ejecutivo del Mutua Madrid Open, que prevé "un homenaje festivo, desde el respeto absoluto" al extenista español y 'alma mater' del torneo que se disputará hasta el 8 de mayo.

Miguel Ángel Moreno