EFEMadrid

La FIFA aseguró que se están llevando "con éxito" en el Mundial de Clubes de Abu Dabi nuevas pruebas de la tecnología de fuera de juego semiautomatizado (SAOT), así como de la de seguimiento de extremidades de los jugadores.

La FIFA explicó que, tras ser probado también con éxito en la Copa Árabe del pasado año, se está intensificando el uso de esta tecnología en el torneo universal de clubes antes de su uso previsto en el Mundial 2022 de Catar.

El SAOT se ha empleado para ayudar a los colegiados a tomar decisiones sobre el fuera de juego en varias ocasiones durante el actual Mundial de Clubes.

El presidente de la Comisión de Arbitraje de la FIFA, el italiano Pierluigi Collina, hizo este miércoles una demostración de la tecnología junto a los responsables de este área e innovación en el estadio Mohammed Bin Zayed.

"Seguimos con una prueba para intentar conseguir el objetivo: tener decisiones más precisas y también más rápidas en los incidentes de fuera de juego. Sé que alguien lo llamó 'fuera de juego robot'; no lo es", advirtió.

"Los árbitros y los árbitros asistentes siguen siendo responsables de las decisiones en el terreno de juego. La tecnología sólo les proporciona un valioso apoyo para tomar decisiones más precisas y rápidas, sobre todo cuando el incidente del fuera de juego es muy ajustado y muy difícil", apuntó Collina.

El SAOT es una extensión del sistema VAR que ya se emplea en 47 países de todo el mundo y en más de 100 competiciones, incluidos todos los torneos de la FIFA. Diez cámaras específicas, así como otras de transmisión por televisión, se instalan en el estadio para rastrear 18 puntos de datos de cada jugador individual, dando su posición en el campo.

Se espera que el número de puntos de datos aumente a 29 por jugador para el Mundial, que, recogidos 50 veces por segundo, se transmiten a un AVAR dedicado específicamente a las decisiones de fuera de juego para que los compruebe y haga su recomendación al VAR y al árbitro de campo.

Este proceso se realiza en tiempo real, por lo que las decisiones sobre los fueras de juego pueden tomarse en cuestión de segundos.

"También rastreamos las extremidades -seguimos los brazos y las piernas- y sabemos exactamente dónde están todos esos jugadores en cada momento del partido", argumentó el Jefe de Tecnología del Fútbol de la FIFA, Sebastian Runge.

"Hacemos el seguimiento con 50 fotogramas por segundo, así que 50 veces por segundo sabemos dónde están los jugadores y recibimos esa información en el sistema", apuntó.

La FIFA también prueba el uso de animaciones en 3D que ilustran claramente cuándo un jugador está en juego o fuera de juego.

"Hemos introducido una animación de fuera de juego, que no está relacionada con el proceso de toma de decisiones, pero, ciertamente, ofrece una mejor comprensión y una visión más clara de la decisión de fuera de juego o fuera de juego", dijo Collina.

"Así, una vez tomada la decisión, se empieza a producir este tipo de animación que, unos segundos más tarde, puede mostrar mejor lo que ha sucedido que utilizando las líneas 2D normales", apuntó.

Las animaciones se crean tras la decisión del fuera de juego para ofrecer una imagen más clara a los aficionados que lo ven por televisión y en los estadios.

"Con el fuera de juego semiautomatizado, obtenemos puntos de datos, y estos puntos de datos pueden traducirse en una animación", apuntó Runge.

"Así, sabemos dónde está el hombro, sabemos dónde está la rodilla, por ejemplo. Y tomando esos datos, podemos entrar en el mundo de las 3D y crear animaciones, que pueden explicar perfectamente si un jugador estaba en fuera de juego, qué parte de ese jugador estaba en fuera de juego o en fuera de juego, y lo ponemos en una animación que se compartirá con la televisión y con nuestros operadores de pantallas gigantes y podremos informar a los espectadores de una manera más clara sobre las decisiones de fuera de juego y de juego", agregó.

La FIFA explicó que seguirá probando estas innovaciones en otras competiciones a lo largo de este año. "Sabemos que no es fácil ser rápido y preciso al mismo tiempo, si quieres ser preciso necesitas tiempo. Por eso hemos pensado en una tecnología que pueda tomar decisiones (lo más) precisas y rápidas posibles", comentó Collina.