EFEMadrid

El noruego Martin Odegaard entrenó con normalidad este jueves tras confirmarse su negativo en coronavirus en un segundo test que se le realizó ayer miércoles, tras dar el día anterior un falso positivo, por lo que el francés Zinedine Zidane solo contó con las bajas del brasileño Éder Militao y el hispano-dominicano Mariano Díaz.

El Real Madrid continuó preparando el partido del sábado (21:00 horas CEST) frente al Betis en el Benito Villamarín, estadio en el que sólo ha perdido cuatro de los diecinueve partidos oficiales, dos de ellos de Copa, que ha disputado en el campo del Betis en lo que va de siglo. El precedente más reciente, la pasada temporada en el último encuentro antes del parón por el coronavirus (2-1).

Los de Zidane buscarán su primera victoria en la presente edición de LaLiga Santander, tras el empate a cero en casa de la Real Sociedad, y para ello cuenta con las buenas noticias de que Isco Alarcón, Marco Asensio, Lucas Vázquez y Eden Hazard completaron otra sesión con el grupo, por lo que recuperará algunos efectivos.

En el entrenamiento de este jueves, en el que el balón fue protagonista, según explicó el club en un comunicado en su página web, contó con las ausencias de Militao, trabajando en el gimnasio, y Mariano, aún recuperándose de la operación de amigdalitis.