EFEMadrid

El centrocampista noruego Martin Odegaard no se ejercitó con el resto de sus compañeros en el regreso a los entrenamientos del Real Madrid en su ciudad deportiva, a la espera del resultado de un segundo test que confirme totalmente el falso positivo que dio en coronavirus tras la visita a la Real Sociedad en San Sebastián.

La vuelta a los entrenamientos del Real Madrid, con la mente puesta en la visita del sábado al Real Betis en el que será su segundo partido de LaLiga Santander, se produjo con la ausencia de Odegaard, que encendió las luces de alarma en el club tras un falso positivo.

Las pruebas realizadas a toda la plantilla en el día de ayer confirmaron que ningún jugador del Real Madrid ni integrante del cuerpo técnico sufre coronavirus. Odegaard dio negativo pero no pudo ejercitarse este miércoles a la espera de un segundo test.

Según informaron a Efe fuentes del club, Odegaard guarda reposo en su domicilio y se ha sometido a nuevos test, que el Real Madrid también ha decidido realizar de nuevo a todos sus futbolistas. Hasta que no se confirme un segundo negativo del centrocampista en la noche del miércoles, el noruego no podrá ponerse a las órdenes de Zinedine Zidane.