EFELugo

Paco Olmos, entrenador del Río Breogán, advirtió de la dificultad que espera a su equipo en la cancha del Casademont Zaragoza este sábado en la séptima jornada de la Liga Endesa después de que los maños superaran al Hapoel Gilboa en la Copa de Europa FIBA.

"Estamos hablando de un equipo hecho, yo creo que con opciones de luchar por los playoff, y nunca nos olvidemos de quiénes somos y dónde queremos llegar, por lo que nuestra dificultad es máxima en cada partido y por eso tenemos una idea de que cada partido es el último", declaró en una rueda de prensa.

El preparador valenciano afirmó que la victoria en Europa, "después de una serie de derrotas contra grandes equipos", revitalizará al Zaragoza.

"Es un equipo muy bien entrenado, que sabe a lo que quiere jugar. Yo te diría que es de los equipos que en ataque más dinámico juegan, con más cantidad de pases, es muy difícil de defender, tienen roles claros, sabemos quiénes son los generadores, dónde están sus anotadores", precisó.

"Creo que la victoria en Europa y encima cómo sucedió (por un punto y en la prórroga), seguro que les supone un empujón y tienen el ánimo para llegar preparados para el sábado. Será un Zaragoza que se cree ya lo que lo que está haciendo después de esa victoria", alertó.

El Breogán encara ese partido después de dos derrotas seguidas ante rivales de nivel como el Unicaja Málaga y el Real Madrid, a los que plantó cara.

"Nunca nos gusta perder, aunque nos prometimos que nos vamos a levantar después de cada partido y el equipo está preparado y sabe cuál es su sitio dentro de la Liga ACB. Obviamente, después de perder ante el Real Madrid como se perdió, compitiendo, quizás el primer entrenamiento cuesta un poquito, pero a partir de ahí ya el equipo ha vuelto a animarse", dijo.