EFERedacción Deportes

El actual campeón del mundo, el danés Mads Pedersen, del equipo Trek-Segafredo, es el nuevo líder de la Vuelta ciclista a Polonia, tras ganar este jueves en un limpio sprint la segunda etapa, disputada entre Opole y Zabrze sobre 151,5 kilómetros.

Al día siguiente del violento accidente sufrido por el neerlandés Fabio Jakobsen en el sprint de la etapa inaugural, la jornada volvió a resolverse con una llegada masiva, esta vez sin incidentes y con Pedersen, actual campeón mundial de fondo en carretera, como el más poderoso en los metros finales.

El danés, de 24 años y que lleva seis de ellos en las filas del mismo equipo, logró su decimotercera victoria profesional y la primera de 2020 al im poner su golpe de pedal. Tras él acabaron el alemán Pascal Ackermann (Bora-hansgrohe) y el italiano Davide Ballerini (Deceunick-Suick Step). El español Albert Torres (Movistar Team) entró en la sexta plaza del sprint.

Jakobsen comanda la general con 4 segundos de ventaja sobre Ackermann y el polaco Kamil Malecki (CCC), que disputó la etapa vestido con el maillot de líder.

"En primer lugar me gustaría dedicar esta victoria a Jakobsen después de su caída de ayer. Estoy superfeliz de dedicársela. Le deseo una rápida recuperación, un regreso a la vida, al ciclismo", dijo Pedersen después de la ceremonia del podio.

"Teníamos una estrategia desde el principio que debíamos hacer el sprint por mí. El equipo hizo un trabajo perfecto y yo pude terminarlo. No sé cómo me fue con Ackermann, pero fue suficiente para mantenerlo atrás en la línea de meta. Estoy supercontento de haber ganado el maillot de líder y demostrar al equipo que he vuelto a estar en forma y que he vuelto a correr fuerte", añadió.

La etapa comenzó sin cuatro corredores: Fabio Jakobsen (Deceuninck-Quick-Step), Marc Sarreau (Groupama-FDJ), Eduard Prades (Movistar) y Damien Touze (Cofidis), que sufrieron lesiones de diversa gravedad en la caída del jueves.

Dado que Jakobsen y Sarreau marchaban primero y segundo en la general, Kamil Malecki empezó al jornada vestido de líder. Su equipo intentó inicialmente entregar la camiseta a los compañeros de Jakobsen, argumentando que sería "inapropiado" llevarla puesta. Sin embargo, el reglamento de la carrera no permitía ese gesto.

La etapa empezó a animarse con un ataque de Maciej Paterski (Equipo Nacional Polaco) y Julius van den Berg (EF Pro Cycling). Este dúo abrió un hueco de más de seis minutos y pasó la única subida categorizada del día muy por delante del pelotón.

El pelotón comenzó a reaccionar con los equipos Bora-Hansgrohe, Mitchelton-Scott y Lotto Soudal al frente y con Maciej Bodnar marcando el ritmo de nuevo y recortando lentamente la distancia. A 45 kilómetros del final, la renta de los escapados se redujo a tres minutos.

Bodnar empezó a recibir ayuda de Thomas De Gendt (Lotto Soudal) y la diferencia cayó bruscamente por debajo del minuto cuando los fugados llegaron a los últimos 30 kilómetros. Finalmente fueron absorbidos cuando faltaban 16 kilómetros y la carrera empezó a ordenarse para los velocistas.

En el sprint final, Pedersen fue el más poderoso y se hizo con el triunfo parcial y el maillot de líder.

Este viernes se disputa la tercera de las cinco etapas de la prueba. Tendrá un recorrido de 203,1 kilómetros entre Bielsko y Biala.