EFEMadrid

Sergio Ramos, capitán del Real Madrid, realizó parte del entrenamiento de este lunes junto al resto de sus compañeros y apura sus opciones de estar en el debut del conjunto blanco en la Liga de Campeones frente al Shakhtar Donetsk (18:55 horas CET) tras su haber sufrido un fuerte golpe en la rodilla izquierda que le impidió acabar el encuentro frente al Cádiz.

Ramos tuvo que ser sustituido al descanso por el francés Zinedine Zidane y saltaron todas las alarmas al tratarse de una zona delicada para los deportistas y pensando en el carrusel de partidos -siete en 23 días incluyendo el del Cádiz- que afrontaba el equipo madridista, sobre todo con la mira puesta en el Clásico del próximo sábado 24 de octubre en el Camp Nou (16:00 horas CEST).

Finalmente quedó en un golpe y el capitán del Madrid pudo completar parte de la sesión con el grupo, al igual que el hispano-dominicano Mariano Díaz, para posteriormente seguir trabajando en el gimnasio. Lugar en el que continúan recuperándose el belga Eden Hazard y los españoles Dani Carvajal y Álvaro Odriozola. Por su parte, el noruego Martín Odegaard continúa ausente al sufrir una lesión en el sóleo derecho diagnosticada el pasado viernes 16.

Con estas bajas, Zidane continuó preparando el debut en ‘Champions’ de su equipo tras encajar la primera derrota de la temporada el sábado frente al Cádiz (0-1) en un pobre encuentro del que intentarán redimirse en su competición fetiche en la que acumulan 13 títulos, más que ningún equipo.

El técnico galo y su cuerpo técnico prepararon un entrenamiento con protagonismo del balón: “Series de control y presión y combinaciones con finalización. Posteriormente los futbolistas disputaron varios partidos en campos de reducidas dimensiones y trabajaron los pases y remates a puerta”, informó el club en un comunicado.

Mañana martes, los futbolistas del Madrid llevarán a cabo la última sesión antes del encuentro contra el Shakhtar Donetsk ucraniano con la mira puesta en la recuperación de Sergio Ramos.