EFECádiz

El seleccionador nacional, Robert Moreno, destacó este jueves en Cádiz, donde el viernes España se mide a Malta en partido clasificatorio para la Eurocopa, que Adama Traoré tenía ilusión en jugar con España y que no es "una sorpresa ni un capricho" del cuerpo técnico.

El hispanomaliense juega en el Wolverhampton y fue convocado, inesperadamente, por la lesión de Rodrigo Moreno. Después, Traoré se lesionó con su equipo en la pasada jornada de Premier y no pudo acudir a esta convocatoria.

"Tiene una características de juego que le pueden venir bien a la selección. Pero sufrió un pinchazo en el partido del domingo. Me dijo que le hacía ilusión estar en el equipo pero que no podía venir", aclaró el preparador nacional en la rueda de prensa previa al choque ante Malta.

"Hace años que venimos siguiendo a Traoré. Lo conozco con creces. Salió del club de La Florida, de mi barrio, en Hospitalet y estuvo también en el Barcelona. No es ninguna sorpresa para nosotros ni ningún capricho", insistió Robert Moreno.

El técnico explicó que en esta "semana corta" de trabajo han hecho "hincapié en que se van a producir muchos partidos ante equipos replegados" y en la manera de superar este inconveniente.

El preparador catalán, en la sala de prensa del estadio Ramón de Carranza antes del entrenamiento oficial de la víspera del partido, recordó que en las dos anteriores citas de esta fase de clasificación, ante Noruega y Suecia, "faltó puntería, porque ocasiones se generaron" e insistió en que en pocos días "no se pueden trabajar muchas coas", entre otras situaciones porque existe "un límite de atención" y que insistir puede se contraproducente.

Robert Moreno también reconoció que, además de la falta de puntería, hubo otras cosas en los anteriores partidos que no salieron bien y que se han trabajado, pero que no las iba a "desvelar para no dar pistas".

El seleccionador, preguntado por su futuro al frente del combinado nacional una vez que se ha logrado ya la clasificación matemática para la Eurocopa de este verano, dijo que "no solo en el fútbol, también en la vida, lo que puedes controlar es lo que está a tu alcance".

"Me centro en eso, en ganar a Malta, en ser mejor cada día como entrenador y como persona. No me planteo nada más", subrayó el seleccionador nacional.

El seleccionador no quiso desvelar si el viernes tendrá la oportunidad de debutar uno de los tres porteros convocados, Pau López, que esta temporada se fue al Roma procedente del Betis, y dijo que "mañana lo veréis o el lunes, porque son dos partidos -en el Metropolitano ante Rumanía-".

"Dije que contaría con los tres si daban el nivel y creo que lo están dado", resaltó sobre el meta catalán, el madrileño David de Gea y el vizcaíno Kepa Arrizabalaga, actualmente en el Chelsea inglés.

También se refirió a que el entrenamiento de este jueves fuese finalmente a puerta abierta, pese a que en un principio estaba programado cerrado al público, y dijo que ya en la etapa con Luis Enrique la propuesta fue de que hubiera espectadores en la primera y última sesión de todas las concentraciones, pero que la decisión final "está fuera" de su alcance.

Apuntó que el presidente de la Federación Española, Luis Rubiales, "ha podido hacer la gestión y con la colaboración de todos se ha podido hacer a puerta abierta".