EFEMadrid

Ruth Beitia recibirá el próximo lunes 11 de julio, en la sede del Comité Olímpico Español, la medalla de bronce de salto de altura de los Juegos de Londres 2012, que le fue adjudicada nueve años después, en 2021, tras la descalificación de la rusa Svetlana Shkolina.

La exatleta cántabra fue inicialmente cuarta en la final de salto de altura que ganó la rusa Anna Chicherova -también sancionada por dopaje en Pekín 2008 y Berlín 2009- con 2,05 metros, seguida de la estadounidense Brigetta Barrett con 2,03 y Shkolina con la misma marca.

Cuatro años después de aquella cita en Londres se destapó el llamado 'informe McLaren', una investigación de la Agencia Mundial Antidopaje llevada a cabo por el catedrático de Derecho Richard McLaren.

Esa investigación reflejaba una trama de dopaje organizado de Rusia ocultando los positivos entre 2011 y 2015, lo que habría beneficiado deportivamente a Shkolina.

Tras las pertinentes alegaciones, debido a la sanción de World Athletics, el Comité Olímpico Internacional (COI) hizo oficial el 13 de noviembre de 2021 el cambio de la clasificación en la final de salto de altura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 tras el dopaje de la rusa Svetlana Shkolina. Esa decisión benefició a Ruth Beitia, que pasó de ser cuarta a tercera.

La exatleta cántabra cuenta con un extenso palmarés que incluye un oro (Río de Janeiro 2016) y un bronce olímpico (Londres 2012), una plata en un Mundial al aire libre (Moscú 2013), dos platas y dos bronces en Mundiales en pista cubierta, tres oros en Europeos al aire libre y otras seis medallas más en Europeos bajo techo.