EFEHuesca

Los jugadores Samu Díaz, Carlos Martín Briones y Borja Gómez han negado este miércoles ante el juez de Huesca que investiga presuntos amaños en el fútbol profesional español su implicación en el supuesto fraude, que han achacado a malentendidos derivados de las intervenciones telefónicas realizadas.

Así lo han asegurado los tres, al finalizar sus respectivas declaraciones como investigados en un presunto delito de corrupción deportiva ante el instructor y las distintas partes personadas en la causa.

Tras su comparecencia ante el juez, tanto Samu como Briones y Borja Gómez han reconocido ante los medios que sus carreras se habían visto afectadas negativamente tras su implicación como investigados, por lo que han incidido en la necesidad de que "se haga justicia" con celeridad para poder retomar sus vidas.

Los interrogatorios dirigidos contra Samu y Briones, que convivieron temporalmente juntos en la casa del primero en Huesca, en cuyo equipo jugó con el también investigado Íñigo López, se han centrado en un partido de Tercera División de 2017 supuestamente amañado, el jugado entre el Sariñena y el Cariñena.

Estos dos jugadores han rechazado haber participado en negociación alguna con Íñigo López para amañar el partido con el fin de beneficiarse en apuestas deportivas.

El representante legal de ambos jugadores, el abogado madrileño Juan Gonzalo Ospina, ha explicado que sus clientes han respondido a todas las preguntas formuladas por el juez para tratar de buscar una "explicación lógica" al sentido de las intervenciones telefónicas que les implican en la supuesta trama.

Según este letrado, que solicitará en breve el archivo de la causa contra sus clientes, las conversaciones mantenidas por sus clientes están referidas a diversos videojuegos a los que Samu y Briones jugaban y a "inversiones" realizadas por ambos en torneos on-line y no a apuestas.

Se ha mostrado, además, en disposición de acreditar ante el instructor las páginas en las que ambos jugadores llevaban a cabo sus "inversiones" y el procedimiento que seguían, todo, ha resaltado, con el fin de demostrar que las conversaciones intervenidas "se han sacado de contexto".

"Entendemos -ha subrayado- que ha habido un error, que se han malinterpretado las conversaciones y que (de lo que se habla) son dos temas diferentes".

Por su parte, Samu Díaz, ha reclamado que "se haga justicia lo antes posible" debido a los perjuicios a nivel personal y deportivo sufridos.

Según ha explicado a los medios, "muchos equipos que confiaban en mí a nivel deportivo se están echando atrás por este tipo de situaciones, que no entiendo por qué están pasando".

Carlos Martín Briones, que también ha reconocido que el caso le estaba complicando a la hora de encontrar equipo, ha admitido tener una "íntima amistad" con Samu debido al hecho de tener al mismo representante y jugar a la Play Station con él mientras convivieron en Huesca.

Ha negado, sin embargo, haber mediado o negociado para amañar el partido que disputó en 2017 el Sariñena, equipo en el que jugaba en esas fechas, contra el Cariñena.

Por su parte, el letrado de Borja Gómez, José Baltasar Plaza, ha explicado que el sumario carece "no ya de pruebas, sino de indicios" de la participación de su cliente en una organización criminal, y que todo responde a "intuiciones y conjeturas" de los investigadores policiales.

"Entendemos -ha destacado- que es improcedente la presencia de Borja Gómez en esta causa y así se lo hemos hecho saber al juez, y estamos bastante indignados por ello, por lo que vamos a solicitar de inmediato el sobreseimiento libre del caso respecto a mi cliente".

Ha destacado que el propio instructor le había reconocido que la causa contra su cliente era "endeble" debido a la falta de pruebas.