EFEMadrid

El entrenador del Atlético de Madrid, el argentino Diego Simeone, dijo que ve el partido de este miércoles contra el Lokomotiv ruso, en el que su equipo necesita ganar para pasar a los octavos de la Liga de Campeones, como "una gran oportunidad", y recordó que al conjunto rojiblanco le costó "muchísimo llegar" a esta competición.

"Mañana es una gran oportunidad, como lo es cada día que te pones la camiseta del Atlético y más si juegas 'Champions', que nos costó muchísimo llegar", señaló el entrenador en la víspera del trascendental partido europeo, en el que el Atlético necesita ganar para pasar de ronda sin depender de terceros, pero que también podría clasificarse si imita el resultado que obtenga el Bayer Leverkusen ante el Juventus.

El técnico rojiblanco espera encontrarse en el estadio Wanda Metropolitano a un rival "duro" y "fuerte", con capacidad de jugar al contragolpe y peligro en las jugadas de balón parado, pese a que el Lokomotiv está eliminado de la Liga de Campeones y sin opciones de jugar la Liga Europa.

"Todos piensan que están de vacaciones, yo no lo creo porque jugué a la pelota. Sabemos contra qué equipo nos enfrentaremos", consideró Simeone, que recordó que su rival ha "competido muy bien" en esta primera fase, aunque solo acumule tres puntos, fruto de una sola victoria en la primera jornada ante el Bayer Leverkusen.

"La idea es hacer un partido fuerte, dinámico, que tenga velocidad, que nos genere seguir teniendo situaciones para que nos encontremos con lo más importante, que es el gol", añadió.

Para este partido, el Atlético recupera al defensor uruguayo José María Giménez, que se ha perdido los últimos nueve encuentros oficiales por lesión y podría volver al once inicial, una posibilidad que el técnico rojiblanco aún está meditando.

"José lleva bastante tiempo sin jugar, no hemos decidido si será él o Mario (Hermoso) con Felipe (Monteiro), que lo están haciendo bien. Sus características las conocemos, fuerza, un jugador importante en el equipo y con ilusión de jugar, de la misma manera que Felipe y Hermoso querrán hacerlo mañana", explicó el entrenador.

El Atlético afronta este partido después de encadenar tres sin marcar entre todas las competiciones y habiendo caído en los dos compromisos europeos anteriores, ante el Juventus (1-0) y el Bayer Lekerkusen (2-1).

Sin embargo, Simeone aseguró que no lo plantean de forma diferente, porque bajo su punto de vista "jugar con el Atlético siempre es un partido importante", no solo por la necesidad de superar la ronda, y señaló que la clave del encuentro residirá en la calma que tenga su equipo.

"Es un partido en el que necesitamos tener calma, la calma la da la personalidad, y aquí tenemos jugadores con muchísima personalidad. Mañana es una muy buena oportunidad para estar todos juntos y hacernos fuertes de verdad", reflexionó el técnico argentino.

Simeone aseguró que cree en su equipo y en la "humildad" que le están demostrando sus jugadores, especialmente durante esta racha de malos resultados, en la que "siguen insistiendo", lo cual hace al entrenador ser "positivo" y "optimista".

"¿Por qué creo en el equipo? Por lo que veo, porque trabajan, porque todos los partidos en los que no nos han acompañado los resultados hemos merecido más. La humildad que están mostrando para estar comprometidos con la situación me da energía para hablar como estoy hablando", reiteró.

Con ese mismo talante positivo enfoca Simeone los datos estadísticos (solo ocho victorias en los 21 primeros partidos del curso y 22 goles entre todos esos encuentros) que reflejan que este arranque de temporada es el peor de los casi ocho años que lleva al frente del equipo rojiblanco.

"Los números hablan de la realidad de hoy y tenemos un grandísimo desafío para todo lo que queda de aquí al final, poder revertirlo", sentenció Simeone.