EFELondres

La española Sara Sorribes sucumbió en un reñido partido ante la alemana Angelique Kerber, ganadora de Wimbledon en 2018, en la segunda ronda del Grand Slam londinense (7-5, 5-7 y 6-4).

Sorribes, que llegaba de hacer semifinales la semana pasada, no pudo continuar con la buena racha ante toda una exnúmero uno del mundo como Kerber, vencedora en tres Grandes y con un título en Wimbledon ante Serena Williams.

Aun así, la española plantó batalla y llevó a Kerber hasta el 7-5 en el primer parcial y nunca desfalleció. En el segundo, la germana se llegó a poner 4-2 arriba y parecía tener encauzado el encuentro, pero Sorribes, que no se achicó ante la situación, remó para poner el 4-4, salvó un punto de partido y se anotó el parcial con una remontada espectacular.

Lograda la gesta de arrancarle un set a la alemana, quedó lo más difícil, conseguir darle la puntilla. Se adelantó, rompiendo a Kerber en el primer saque del set definitivo, pero estuvo endeble con su servicio y permitió que Kerber le quebrara en sus tres siguientes turnos de saque y una vez más en el último juego. Un lunar, el del servicio, que le terminó costando el partido y la eliminación en segunda ronda, con todos los honores.