EFEAltu d'El Gamoniteiru (Asturias, España)

El australiano Michael Storer (DSM), líder de la montaña de la Vuelta por delante de su compañero francés Romain Bardet, señaló después de haber sido uno de los protagonistas de la fuga del día que "lo importante es que el maillot de la montaña se quede en el equipo".

Storer, ganador de dos etapas en la Vuelta, coronó en primer lugar los tres primeros puertos en la etapa reina: San Lorenzo, La Cobertoria y El Cordal, pero fue alcanzado en la subida definitiva al Gamoniteiru. Al menos, retuvo para el DSM el maillot de lunares.

"Hay veces que no es posible aguantar al frente, especialmente cuando muchos equipos parecen interesados en perseguirte. Tuve un poco de mala suerte de que no me dieran una ventaja mayor. Sin embargo, estoy feliz de mantener la camiseta de la montaña en el DSM", señaló.

Desde que se metió en la fuga, el objetivo de Storer era salvar la montaña, cuyo maillot empezó vistiendo en la etapa su compañero Bardet.

"Tuve que sumar puntos porque queremos ganar la camiseta. No importa quién sea. Es sólo como equipo que queremos esta camiseta al final de la Vuelta", afirmó.