EFECol de La Loze (Francia)

El colombiano Miguel Ángel "Supermán" López (Astana) desplegó las alas en el Col de Loze para conseguir su primera etapa en el Tour de Francia y saltar a la tercera plaza de la general, en la que reforzó el maillot amarillo el esloveno Primoz Roglic (Jumbo) y Valverde entró en el top 10.

López (Pesca, Boyacá, 26 años), debutante en el Tour, fue el más fuerte entre los favoritos, que solo aparecieron al final del ascenso, y con un sólido ataque a 3 kilómetros de la cima logró llegar en solitario haciendo inútil la persecución de Roglig y Tadej Pogacar, segundo y tercero a 15 y 30 segundos respectivamente.

Estrenó su palmarés en el Tour en una cima inédita, en una decimoséptima etapa considerada como la reina del Tour 2020, que salió de Grenoble y llegó a 2.300 metros de altitud, al Col de la Loze, tras recorrer 170 kilómetros.

El latigazo de López disgregó el grupo de la general. Richie Porte llegó con Kuus a 59 segundos, Enric Mas a 1.12, Mikel Landa a 1.20, Urán a 1.59 fue desalojado del tercer puesto del podio y Alejandro Valverde pasó por meta a 2.48.

Un puñado de segundos y 6 de bonificación consolida el liderato de Roglic y da un paso importante hacia su primer Tour. Alejó a Pogacar a 57 segundos, López está en el "cajón" a 1.26, y a partir de ahí las diferencias se establecen a partir de los 3 minutos. Urán bajó a la secta plaza a 3.24, Landa se mantuvo séptimo a 3.27 y Enric Mas octavo a 4.18. La novedad fue que Quintana se perdió en a general y Valverde ya es décimo a 9.31.

FUGA DE LUJO, ENTRAN IZAGIRRE Y CARAPAZ

La etapa salió sin el actual campeón, el colombiano Egan Bernal, dorsal número 1. Hundido en la general, el líder del Ineos optó por buscar otros objetivos antes de medirse a la jornada reina del Tour y seguir en caída libre.

La etapa de los "dosmiles", corta pero explosiva en la segunda mitad con La Madeleine y el terrible Col de la Loze, salió lanzada de Grenoble con una potente fuga donde estaban Gorka Izagirre, Richard Carapaz, por unos días con los galones del Ineos en busca de un triunfo parcial, Dan Martin, Alaphilippe y Kamna, el ganador la víspera en Villard de Lans,

El pelotón gobernado por el Jumbo dejo hasta 5 minutos a la avanzadilla antes de afrontar en el primer coloso de categoría especia: La Madeleine El quinteto perdió a Kamna nada más empezar el puerto por el ritmo elegido por Dan Martin.

EL BAHRAIN DE LANDA TOMA EL MANDO EN LA MADELEINE

El Bahrain de Mikel Landa tenía un plan preparado para la etapa clave, la más temida. Llevó el mando del pelotón principal en los 17 kilómetros de La Madeleine. Lo redujo a 35 unidades y hundió a algunos, como Nairo Quintana, que inicio su calvario. Perdió 25 minutos.

Jumbo estuvo encantado de dejar trabajar a Landa y su equipo. Todos entraron a los relevos estipulados, Colbrelli, luego Poels, incansable, Caruso.. era el inicio de un plan que no se concretó a a hora de la verdad. En este puerto se retiró Mikel Nieve (Mitchelton-Scott). Era su 19ª gran vuelta y había terminado en todas

En la fuga Alaphilippe atacó antes de la cima, dejando a Carapaz y Gorka Izagirre, pero entre el descenso y el valle hasta el siguiente puerto se volvieron a juntar.

SUPERMÁN VUELA EN LA LOZE, ROGLIC DA UN PASO HACIA PARÍS

El trío fugitivo entró en territorio hostil con apenas 2 minutos de adelanto. Iban a enfrentarse en los últimos 21 kilómetros a la gran novedad del Tour: el Col de la Loze, (categoría especial), con el techo a 2.300 metros. Una pista forestal asfaltada con forma de monstruo que atemorizó a todo aquel que visitó el puerto tras el confinamiento.

Mientras el Bahrain seguía con el látigo, Carapaz atacó en cabeza marchándose en solitario en busca de la victoria que se le negó la víspera. El ecuatoriano se cargó de orgullo y coraje y desafió al tren implacable que se acercaba a pasos agigantados. A 3 de meta tiró la toalla el ganador del Giro 2019.

Los hombres de la general cara a cara. Tensó Pogacar para derribar el andamio del Bahrain y del propio Landa, sin fuerzas para rematar la faena que preparó su equipo todo el día. La respuesta inmediata de Roglic presumía otro duelo esloveno.

Pero alguien tenía la carta marcada. En las rampas del Col de Loze atacó "Supermán" con contundencia, en su terreno, en altitud que le resulta familiar, y sin mirar atrás. El zarpazo plantó a todos sus rivales de la general. A duras penas aguantó Roglic, que quería la etapa y meter tiempo a Pogacar.

Lo primero, imposible. Era el día de López, lo segundo lo consiguió y es más líder aún. Triunfo histórico para el colombiano, su estreno en el Tour. Un corredor por despegar aún, que ha sido tercero en Giro y Vuelta en 2019, donde ganó 2 etapas, y otras carreras como Vuelta a Suiza, Volta a Cataluña o Milán Torino.

Este jueves el Tour continúa por carreteras alpinas con la decimoctava etapa entre Méribel y La Roche Sur Foron, de 175 kilómetros y cinco puertos, el último de ellos, de categoría especial, la Montée du Plateau des Gliéres (6 kms al 11.2 por ciento), con la cima a 25 de meta.

Carlos de Torres