EFELisboa

El partido de la jornada decimoctava de la Liga portuguesa entre el Estoril y el Oporto fue hoy suspendido tras 45 minutos de juego después de que la grada donde se situaban los aficionados blanquiazules diese señales de que podía ceder.

El encuentro en el estadio António Coimbra da Mota (Estoril), que por el momento vencen los locales por 1 a 0 con un gol de Eduardo, quedó interrumpido al descanso después de que los aficionados del Oporto sintieran moverse la grada en la que estaban alojados.

Por miedo a que la estructura cediese, la grada fue evacuada y los aficionados entraron en el césped.

Aunque muchos de los aficionados afectados fueron recolocados, tras una hora de retraso fue anunciado por megafonía que el partido no se retomaría y que la segunda parte va a ser aplazada.

La Liga Portuguesa todavía no ha anunciado si el partido se retomará mañana martes, una fecha que podría no agradar al Oporto, que tiene el próximo partido de Liga el viernes.

El partido es de vital importancia para ambos equipos, ya que el Oporto necesita una victoria para no ceder el liderato al Sporting de Portugal, mientras que el Estoril está necesitado de puntos porque es colista.