EFEValencia

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, aseguró que Peter Lim, empresario de Singapur que posee la mayoría accionarial en el Valencia, es "inteligente” y “sabe el camino para acabar con la desafección” que existe en estos momentos entre la afición y el club.

“No va a tirar piedras contra su tejado”, destacó Tebas en una conferencia en la Universidad Cardenal Herrera CEU, en la que se mostró “seguro” de que Lim trabajará para solucionar un distanciamiento que no es la primera vez que se produce.

“La llegada de Mateu Alemany se produjo en un momento así”, recordó Tebas en referencia al exdirector general del club, justo tras señalar que “no se puede esperar siempre de un propietario que ponga dinero”.

La llegada del directivo balear y la del técnico Marcelino García Toral fue señalada por Tebas como uno de los aciertos de Lim y aunque cuestionó la salida de ambos, también se pronunció sobre algunas actitudes del técnico asturiano.

“Mi opinión es que Marcelino no debía tratar a la propiedad con el descaro que lo hacía. Cuando estás en esa posición en un club no se pueden lanzar esos retos a la propiedad”, señaló Tebas, que aseguró que no se trataba de una crítica al entrenador.

Tebas apuntó que hay “a veces hay un poco de xenofobia con los dirigentes de fuera”, incluso de distintas provincias, y que a los propietarios extranjeros les recomienda que cuiden el sentimiento de pertenencia. "No hay que someterse a las presiones de la ciudad, pero sí cuidar esa pertenencia”, indicó.

En cualquier caso, Tebas recordó que cuando Lim compró el Valencia “25.000 personas fueron a darle las gracias”.

“Se nos olvida que vino una persona a evitar no sé si la desaparición, el concurso de acreedores o la ruina. Desde ahí todos los respetos para él. Luego aparecen valencianistas por todos lados, pero sin ser de Valencia, de la provincia o de la Comunitat Valenciana, dio el paso”, señaló.

El directivo de LaLiga descartó que el Valencia tenga “un gran problema económico” y dijo que tiene los mismos que otros clubes grandes y que como ellos se ha comportado en un mercado en el que ha vendido a algunos de sus principales referentes sin fichar a nadie.

“La situación económica de los grandes clubes a raíz del covid-19 es complicada. Los números le obligaban a tener que vender, como a los grandes. El Real Madrid ha vendido, el Barça ha vendido y al Atlético de Madrid le pagaron cincuenta millones el último día. Y los otros tampoco se han reforzado, han seguido su misma línea”, aseguró.