EFEBilbao

El montañero vizcaíno Alex Txikon y sus compañeros, los sherpas Cheppal y Pasang, llegaron "bien" al Campo Base del K2 después abandonar el intento de hollar la cima de la segunda montaña más alta del planeta (8.611 metros de altitud) por primera vez en la historia en invierno.

"Acabamos de llegar al Campo Base, estamos todos bien", informó en las redes sociales el alpinista vasco después de abandonar su aventura dejando el K2 sin ser ascendida en temporada invernal.

El equipo de apoyo de Txikon ya había informado previamente a EFE que el de Lemoa, Cheppal y Pasang regresaban "sanos y salvos" al Campo Base desde una altura de unos 7.000 metros, donde pasaron esta noche, debido a que "el viento" les dificultaba mucho seguir con la ascensión.

Txikon se había planteado el ataque final este fin de semana porque una ventana de buen tiempo podría haberle facilitado cumplir el exigente reto, y también porque está a punto de llegar la primavera. Aunque ya ayer, sábado, veía casi imposible alcanzar a la cumbre.

Por ello, se había planteado llegar al menos al Cuello de Botella, un paso a unos 400 metros de la cima, una altura (8.200) a donde nadie había llegado en invierno.

Pero la final tampoco fue posible ese segundo objetivo y Txikon y sus compañeros regresaron al Campo Base, a donde confirmaron que llegaron "bien".