EFEMadrid

El otrora sólido liderato del Atlético de Madrid corre peligro por primera vez en muchas jornadas ante el bajón de rendimiento del equipo de Diego Pablo Simeone y el empuje de Barcelona y Real Madrid, que se miden en el Alfredo di Stéfano en una nueva edición del clásico, convertido en un examen de gran dificultad para seguir aspirando al título.

La tendencia a la baja de los rojiblancos, con la derrota de la última jornada ante el Sevilla, les ha dejado con una exigua renta de un punto sobre el Barcelona y de tres respecto al Real Madrid.

Tienen un compromiso exigente ante el Betis del chileno Manuel Pellegrini, un conjunto que ha pasado a pelear por la competición europea, y todo lo que no sea un triunfo en la segunda visita seguida a la capital andaluza, pero al Benito Villamarín, donde ganó la pasada campaña, complicará aún más su sueño.

El Atlético, además, encara el encuentro del domingo con las más que notables bajas por sanción de dos de sus hombres clave en el apartado ofensivo, el uruguayo Luis Suárez, su máximo artillero que también está lesionado, y Marcos Llorente, el gran impacto de la temporada, sin olvidar al francés Geoffrey Kondogbia, aunque su aportación es mucho menos relevante.

Por el momento el ataque rojiblanco solo tiene como opciones de la primera plantilla al portugués Joao Félix y al argentino Ángel Correa, ya que el delantero francés Moussa Dembélé sigue ejercitándose aparte tras el desvanecimiento por bajada de tensión que tuvo hace dos semanas en un entrenamiento.

No obstante, Pellegrini tiene también la baja importante del central Víctor Ruiz por sanción y dudas por cuestiones físicas, como la del centrocampista mexicano Andrés Guardado y el delantero Borja Iglesias.

El Atlético conocerá el resultado del clásico, que cerrará la sesión del sábado en el Di Stéfano. El gran duelo por excelencia del fútbol español les llega a ambos en buen momento, aunque el Real Madrid está más exigido y tiene el factor extra a tener muy en cuenta, la eliminatoria de Champions ante el Liverpool.

El equipo de Zinedine Zidane pasó con nota la ida. La victoria (3-1) y el rendimiento ofrecido refuerza su ambición y su confianza. Pero le queda la vuelta en Anfield y el cuadro de Jürgen Klopp anuncia batalla. El galo y sus jugadores se conjuran, no obstante, para pensar solo este partido.

Aún así cabe la posibilidad de que el marsellés, que sigue sin poder contar con Sergio Ramos ni Raphael Varane, modifique en alguna pieza el equipo a la vista del desgaste acumulado y lo que viene por delante.

El neerlandés Ronald Koeman y su equipo acuden a Madrid pletóricos en las competiciones nacionales. Olvidado el disgusto de la Champions, su marcha en LaLiga Santander le ha permitido revertir una desventaja que parecía irremontable. Acumula diecinueve partidos sin perder y lleva seis triunfos seguidos. No solo ha mejorado el apartado de resultados, las sensaciones y el juego también son más esperanzadores pese a que en el último encuentro frente al Valladolid no ocurriera esto precisamente. Es un equipo muy distinto al que perdió por 1-3 el clásico del Camp Nou el pasado 24 de octubre.

Con la duda de Gerard Piqué, Leo Messi espera poner fin a su racha de seis partidos sin marcarle al Real Madrid, una de sus víctimas favoritas de siempre, aunque la de Karim Benzema es más amplia, nueve encuentros, desde el partido de Supercopa del 16 de agosto de 2017.

El Sevilla, consolidada su cuarta plaza tras ganar al Atlético, visitará el lunes al Celta del argentino Eduardo 'Chacho' Coudet, que tiene la baja significativa del central colombiano Jeison Murillo. Tiene ocho puntos de ventaja sobre el Betis, la Real Sociedad, que no pudo pasar del empate (1-1) en el duelo vasco aplazado ante el Athletic y el Villarreal.

El cuadro donostiarra visitará a un Valencia últimamente más solvente en Mestalla y el villarrealense recibirá a un Osasuna que ha enlazado una victoria con tres empates que le hacen tener cierta tranquilidad respecto al descenso.

Un partido clave en la pugna por la salvación será el que enfrente este viernes, en el inicio de la trigésima jornada, al Huesca, decimoctavo (marca el descenso), y al Elche, decimoséptimo (marca la permanencia). El Eibar, penúltimo, intentará poner fin a su mala racha sin el desequilibrio de Bryan Gil ante el Levante en Ipurúa, y Javi Calleja se estrena como entrenador del colista Alavés en San Mamés ante el Athletic en un derbi vasco crítico para el cuadro alavés.

Getafe y Cádiz se enfrentarán en el Coliseum Alfonso Pérez con la misión de no complicarse aún más la vida y el Valladolid, decimoséptimo con tres puntos de margen, necesita encontrar el camino de la victoria ante un Granada con el desgaste acumulado del partido de la Liga Europa contra el Manchester United.

- Programa de la 30ª jornada (hora CET, -2 GMT):

. Viernes 9:

21.00 Huesca-Elche

. Sábado 10:

14.00 Getafe-Cádiz

16.15 Athletic-Alavés

18.30 Eibar-Levante

21.00 Real Madrid-Barcelona

. Domingo 11:

14.00 Villarreal-Osasuna

16.15 Valencia-Real Sociedad

18.30 Valladolid-Granada

21.00 Betis-Atlético de Madrid

. Lunes 12:

21.00 Celta-Sevilla.