EFERedacción deportes

La 'Final Four' de la Euroliga se juega en el Stark Arena de Belgrado. Pero no solo se vivirá allí. También se podrá disfrutar en 'Euroleagueland', el metaverso de la máxima competición europea de clubes. Un espacio virtual donde se podrán practicar juegos, seguir un concierto y ver los partidos que decidirán al nuevo rey de Europa.

La final de la máxima competición europea de baloncesto ya espera al Anadolu Efes, que se impuso al Olympiakos (74-77), y al Real Madrid, vencedor en el 'Clásico' contra el Barcelona (83-86), que se enfrentarán este sábado a las 19.00 horas.

El pabellón de la capital serbia, con capacidad para casi 18.400 espectadores, es el epicentro de la Final a Cuatro de la recuperación. Atrás queda la experiencia a puerta cerrada de hace un año en el Laxess Arena de Colonia (Alemania), en la que el Anadolu Efes turco se proclamó campeón. "Con espectadores será mucho más divertido", bromeó el técnico turco, Ergin Ataman, en conferencia de prensa este miércoles.

"Después de una época difícil, no solo para nosotros, sino para el deporte general, hemos vuelto a una temporada más o menos normal en la que el fan ha sido parte de nuestros partidos, traído alegría a los pabellones, y eso hace bien a la economía de la competición. Nos costó recuperar niveles pre-COVID pero ahora estamos donde estábamos antes, con aumento de facturación", explica a EFE el director comercial de la Euroliga, José Luis Rosa-Medina.

Los gestores de las dos principales competiciones del baloncesto europeo (Euroliga y Eurocopa) no suelen compartir cifras, pero antes de la pandemia su crecimiento era del 5 al 10% anual. La última 'Final Four' antes de la pandemia, celebrada en el Fernando Buesa Arena de Vitoria en mayo de 2019, generó un impacto económico en la zona cercano a los 56 millones de euros, según informó la Diputación Foral de Álava.

En esta primera gran cita con público tras la pandemia, la Euroliga ofrecerá un nuevo universo virtual para seguir su gran cita del año. Un metaverso, la palabra de moda del momento. "No creemos en la tecnología por la tecnología, sino que tiene que ser innovación que añada valor. Y esta nos da la oportunidad de extender la experiencia de los fanso y darles valor para que estén más tiempo con nosotros", razona Rosa-Medina.

'Euroleagueland' es un mundo virtual en el que cada usuario que se registre tendrá un avatar al que podrá vestir con la camiseta de su equipo favorito, asociar a un animal o a un elemento para recorrer ese entorno, interactuar con otros aficionados, jugar a pequeños juegos y tener experiencias virtuales.

"Podrás encontrarte a los avatares de los propios jugadores, que tu participación en los minijuegos te permitan desbloquear otras experiencias e incluso en esta Final Four hemos organizado un concierto de un DJ, Julian Jordan, que estará pinchando en directo el viernes con su avatar", explica a EFE Juan Marí Guillot, consejero delegado de la empresa española VRM, socia de la Euroliga en el desarrollo de esta tecnología.

Algunas marcas comerciales ya han entrado en este mundo virtual. Es el caso de la aerolínea Turkish Airlines, que ofrecerá en su espacio en este metaverso la posibilidad de ver los encuentros a todos aquellos aficionados que cuenten con gafas de realidad virtual. "La idea es amplificar eso a más partidos de la temporada", agrega el director comercial de la Euroliga.

NFT Y METAVERSO PARA AUMENTAR INGRESOS COMERCIALES UN 15%

'Euroleagueland' no es la única propuesta tecnológica de la organizadora del principal espectáculo del fútbol europeo. También prepara el lanzamiento inminente de varios NFT (tokens no fungibles), estos activos digitales dirigidos a coleccionistas relacionados con la competición.

Para ello, la Euroliga va a desplegar una serie de acuerdos. Entre ellos, uno con VRM para lanzar lo que hasta el momento solo ha descrito como "colección de trofeos y anillos" en NFT, pero también otro de tokens no fungibles vinculados a su juego 'fantasy' oficial, que se dará a conocer próximamente. Y no sérán los únicos: otros dos acuerdos más están previstos para el inicio de la próxima temporada.

Serán objetos intercambiables digitales, pero también darán lugar a experiencias físicas. "Todos los acuerdos van en la línea de cruzar lo físico y lo digital", explica el director comercial de la Euroliga. Experiencias como asistir a la siguiente 'Final Four' o a partidos de la temporada, presenciar entrenamientos de su equipo o tener encuentros con jugadores son algunas de las posibilidades, explican desde VRM.

Reconocen en la Euroliga que su objetivo con esta plataforma es apelar a un público más joven, pero también generar nuevos negocios. Tanto el metaverso podrá tener espacios de pago, como los acuerdos para crear NFT ofrecerán ingresos a la competición. De hecho, ya los están ofreciendo. "Cuando se lancen los cuatro acuerdos, el valor de todos el conjunto supondrá un 15% del total de los ingresos de patrocinio de la Euroliga", afirma José Luis Rosa-Medina.

Un entramado virtual en crecimiento rodea a la gran fiesta del baloncesto europeo. Que se vivirá en Belgrado, pero también más allá, en los televisores y en el mundo virtual de la Euroliga.

Miguel Ángel Moreno