EFETokio

El equipo español de vela logró este miércoles otra medalla de bronce que pone el broche a su participación en los Juegos de Tokio, en la misma jornada en que los piragüistas españoles remaron hacia la pelea por el podio.

El barcelonés Jordi Xammar y el vigués Nicolás Rodríguez lograron el bronce en el 470 masculino en los Juegos, tras quedar quintos en la 'Medal Race' (regatas por las medallas) y defender el tercer puesto con el que llegaron a la prueba definitiva.

El equipo de vela se despidió así tras el undécimo día de competición en aguas de Enoshima, con el brillo que dejan dos bronces que amplían a diez el total de metales conseguidos por la delegación española (un oro, cuatro platas y cinco bronces).

En la resaca del triunfo en semifinales de la selección española de fútbol, que se aseguró otra medalla y jugará la final contra Brasil este sábado, el equipo de waterpolo se ganó también el derecho a volver a pelear por el podio olímpico veintiún años después.

Los de David Martín se impusieron 8-12 a Estados Unidos en los cuartos de final y se enfrentarán en semifinales a Serbia.

También se mantienen muy vivas las opciones de medalla en piragüismo, después de que Saúl Craviotto se clasificara para las semifinales de K1 200 como segundo de su serie, una prueba en la que estará además su compañero de equipo Carlos Arévalo.

Francisco Cubelos e Íñigo Peña lograron por su parte la clasificación para las semifinales del K2 1.000, tras imponerse en su serie en el canal de Sea Forest.

Otra candidata a pelear por el podio será Isabel Contreras, quien accedió semifinales de K1 500 metros tras terminar como cabeza de serie en los cuartos.

En atletismo, el equipo español protagonizó sus primeras participaciones en finales olímpicas de 800 metros y lanzamiento de martillo, además del asombroso debut en unos Juegos del joven navarro Asier Martínez, quien optará a medalla en los 110 vallas.

El gallego Adrián Ben, debutante español en una final en los 800, se regaló un glorioso quinto puesto el día en que cumplía 23 años, en una prueba que terminó con doblete keniano en el podio.

El lanzador de martillo extremeño Javier Cienfuegos terminó por su parte décimo con un mejor lanzamiento de 76,30, que no le resultó bastante para acceder a los tres últimos tiros.

Martínez, presente con 21 años en las semifinales de 110 m vallas en sus primeros Juegos Olímpicos, logró una plaza de repesca en la final que se correrá este jueves con un tiempo de 13.27 segundos, nuevo récord personal.

En otra final, la de natación artística, el jovencísimo dúo compuesto por Alisa Ozhogina e Iris Tió se quedó a las puertas del diploma olímpico en una prueba dominada por la pareja rusa.

Aunque no logró plaza para la final, la skater coruñesa Julia Benedetti, de 16 años, pasó este miércoles a los anales del deporte como la primera española participante en la modalidad parque de esta nueva disciplina olímpica.

Antonio Hermosín Gandul