EFESant Joan Despí (Barcelona)

El entrenador del Barcelona, Xavi Llorens, ha anunciado que dejará el banquillo azulgrana tras once temporadas, en el que considera que es el "momento idóneo" para dar paso a gente "nueva y con más ilusión".

Llorens, visiblemente emocionado, ha reconocido que uno de los motivos por los que abandona el cargo es la gran presión que suponía ser entrenador del Barcelona.

"Estar a este nivel supone mucha presión. El año pasado ya me notaba cansado. Cuando acaban los partidos no me alegro, sino que ya estoy pensando en el siguiente", ha explicado.

Llorens, que también ha actuado como secretario técnico de la sección, ha sido el artífice de la profesionalización del equipo femenino del Barcelona, habiendo conseguido seis Supercopas de Cataluña, tres Copas de la Reina y cuatro ligas.

Llorens aspira a sumar un nueva liga -el Barcelona es primero a falta de dos jornadas- y otra Copa de la Reina, que se disputará del 27 de mayo al 4 de junio, antes de cerrar su etapa como técnico azulgrana.

Medio título liguero estará en juego este sábado, cuando reciben al Atlético de Madrid, segundo con los mismos puntos que las azulgrana, en el Miniestadi (17.15 horas).

"Me he quitado un peso importante de encima. Me siento liberado, pero no pasota. Ahora más que nunca, quiero ganar la liga y la copa", ha indicado.

Esta temporada también ha alcanzado por primera vez en la historia del fútbol español unas semifinales de Liga de Campeones, donde el equipo azulgrana fue derrotado por el París Saint-Germain (5-1 marcador global), aunque Llorens confía "plenamente" en que el club mejorará este resultado en el futuro.

De sus once años como entrenador, ha remarcado las dos últimas temporadas como mejor momento de su trayectoria: "Ahora es cuando hacemos mejor las cosas, pero no siempre se ve reflejado porque las rivales también mejoran".

Respecto a la notoriedad que ha ganado el fútbol femenino, Llorens se ha mostrado muy orgulloso. "Ojalá cada día de la semana salga el fútbol femenino en las portadas de los diarios. Sería una señal de que lo hacemos bien y de que hay futuro", ha dicho.

El entrenador catalán ha recordado los duros inicios, en los que el Barcelona bajó de categoría, y ha destacado el cambio que ha vivido la sección: "Llamaba a jugadoras para que viniesen y no querían. Ahora todas quieren estar aquí y se nos valora mucho más en España y Europa".

"Cuando llegué había otra forma de entender el fútbol femenino en España. Cuando bajamos, las chicas dudaban, pero yo no, porque es bueno bajar un escalón para subir dos. Crecimos sin pausa pero sin prisa y hemos consolidado el proyecto", ha añadido.

El técnico ha agradecido a sus jugadoras y a la directiva por el apoyo recibido. "Siempre he tenido las espaldas cubiertas, porque daban luz verde a todas mis decisiones. Me he sentido muy privilegiado", ha admitido.

Llorens ha estado acompañado en la rueda de prensa por el director de secciones profesionales del Barcelona, Albert Soler; el vicepresidente del área deportiva; Jordi Mestre, además de las jugadoras y el equipo técnico azulgrana.

Mestre ha destacado que la decisión de marchar ha sido "consensuada" y "para nada traumática" y ha elogiado al técnico por su capacidad de "asumir un reto" y llevar al Barça al nivel en que se encuentra hoy en día.

Llorens, que lleva tres décadas vinculado al Barcelona, permanecerá en el club, ahora como integrante del proyecto "Masia 360", que tiene como objetivo realizar una formación integral a los canteranos azulgranas, aunque no dejará de lado a las que han sido sus jugadoras, a las que también se ha dirigido.

"Bajaré de la oficina para ver vuestros entrenamientos y partidos. Soy del Barça, quiero lo mejor para el club y siempre lo defenderé. Soy un culé para sumar, no para dividir", ha sentenciado.