EFEMadrid

El gimnasta español Ray Zapata, que fue operado en agosto de unas calcificaciones en el tobillo izquierdo, aseguró a EFE que ya está "saltando al 70%" y espera encontrarse "al 100% antes de final de año", con los Juegos Olímpicos de Tokio como gran cita en el horizonte de 2021.

"Me operé y ya estoy saltando al 70%. Antes de final de año espero estar al 100%, saltando y preparado para los Juegos, y con la certeza de que el tobillo no se me va a hinchar dos meses antes de los Juegos Olímpicos", explicó a EFE el gimnasta hispano-dominicano, con la clasificación a Tokio asegurada matemáticamente.

Zapata se operó en agosto para solucionar unas molestias en el tobillo izquierdo que aparecieron tras la cuarentena, provocando que se le hinchara una vez reiniciados los entrenamientos, de manera que en ese sentido el parón obligatorio por la pandemia le vino "bien" para bajar el ritmo de competición.

Su futuro inmediato pasa por campeonato de España individual que se disputará en Valladolid del 3 al 10 de diciembre, en el que Zapata prevé solo participar en anillas y deja abierta la posibilidad de probarse en suelo.

"Luego a lo mejor me caliento e intento hacer más. Intentaré hacer algo de suelo, pero sin volver con toda la dificultad, aunque me gustaría entrar en materia y competir, siempre y cuando no haya riesgo", detalló.

De cara a Tokio, donde los Juegos deberían arrancar el 23 de julio de 2021 tras el aplazamiento, Zapata afrontará de forma muy diferente estos juegos respecto a su debut en Río, cuando no pudo alcanzar la final de suelo al quedar undécimo.

"En Río conseguí la plaza casi sin enterarme. Este año ya sé lo que conlleva, hay mucho trabajo detrás, muchísimos factores, tiene que ser el día correcto y estar en su sitio. Es algo que no llega así porque sí, hay un trabajo grande detrás y hay que tener la cabeza en su sitio", analizó Zapata.

La medalla está entre sus objetivos. "Trabajo física y psicológicamente para ello, me gustaría conseguir una medalla, a poder ser la de oro, pero si es una de bronce no voy a protestar. Mi objetivo, mi sueño, era estar en los Juegos, ya lo conseguí en Río. No salió como me hubiera gustado pero ya lo cumplí", añadió.

Para ello, planea ser osado en sus ejercicios. "Estoy intentando buscar mil y una formas para ser distinto al resto y marcar la diferencia. No con más dificultad, sino con cosas distintas que no se hayan visto antes en el mundo de la gimnasia. Creo que es la baza que tengo que jugar porque tengo posibilidad de hacerlo, y luego veremos que pasa", sentencia un Zapata que quiere mantenerse al margen de las quinielas. "Quien quiera hacerlas que las haga, pero yo voy a hacer mi trabajo e ir a por ello", finalizó.