EFEMadrid

Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, admitió que la buena racha de resultados con pleno de triunfos en febrero ha servido a sus jugadores para recuperar "un poco la confianza", pero defendió que ni antes estaban "tan mal" ni ahora son "los mejores".

"Estamos bien, jugando bien, hemos recuperado un poco la confianza y se ve en el terreno de juego. Conseguimos transmitirlo el día del partido", analizó Zidane en rueda de prensa enfocando a la mejoría de su equipo.

Pero rápido el técnico quiso frenar la euforia. "Estamos mejor pero ahora hay que seguir porque no hemos ganado nada. Ni antes estuvimos tan mal, porque lo de fuera no ayuda, ni ahora somos los mejores. Mis jugadores lo son pero hay que seguir y podemos mejorar mucho, será mejor para nosotros".

Enfocando el duelo ante la Real Sociedad, aseguró Zidane que se enfrentan a "un buen equipo de la Liga que lo está haciendo muy bien" y que "sabe jugar", aunque optó por centrarse en lo que el Real Madrid va a proponer en el campo "para seguir mejorando".

"En el Real Madrid cuando más dificultad tenemos nos sabemos imponer a momentos críticos, siempre ha sido así. Sabemos que hay dificultades en la temporada pero hay cosas muy buenas y tenemos que seguir con lo que estamos haciendo últimamente porque esto es largo y quedan muchos partidos", añadió.

Se centró únicamente en su equipo el técnico francés, sin entrar en que la pelea por el título de Liga es de dos o de cuatro en función de cada jornada. "Cada uno tiene su opinión pero la Liga está abierta para todos. El líder tiene ventaja pero faltan 42 puntos y vamos a seguir con lo que queremos, jugar bien e intentar ganar".

Elogió Zidane "el compromiso de todos los jugadores" y defendió a Isco Alarcón, titular en la Liga de Campeones en un partido clave tras tener poco protagonismo todo el curso. "Le conocemos, sus cualidades y es jugador del Madrid. Se puede decir que no ha jugado mucho últimamente pero ante el Atalanta jugó bien y mañana tenemos otro partido, contamos con él como con todos los demás y administrar minutos es mi trabajo".

"No es lo más fácil para un entrenador cuando tiene todos jugadores muy buenos pero con Isco vamos a contar siempre. Él no tiene la culpa, tengo que elegir y hay jugadores en este equipo muy buenos. Tiene una posición de centrocampista, puede jugar en dos o tres puestos, no en cuarenta. Al final lo que tiene que hacer es trabajar bien, tener paciencia y cuando le toca hacerlo bien como el otro día", manifestó.