EFEMadrid

El sindicato CCOO de Madrid ha alertado este domingo de que el nuevo protocolo de actuación ante la aparición de casos con coronavirus en centros educativos de la Comunidad de Madrid, que descarta hacer PCR a contactos estrechos asintomáticos, pone "en serio riesgo la salud" de la comunidad educativa y el derecho a la educación.

En un comunicado, el sindicato ha censurado que el protocolo se haya conocido a través de los medios sin haberse enviado a los centros educativos ni haber sido previamente tratado ni en las mesas de negociación ni en los Comités de Salud que llevan desde julio sin reunirse.

CCOO rechaza que las nuevas directrices descarten realizar PCR a contactos estrechos asintomáticos "por lo que pueden volver a centro en fase de contagio" y que reduzcan los días de cuarentena de los contactos estrechos de 14 a 10 días.

Asegura que los cambios que recoge son la "constatación" de que las consejerías de Educación y de Sanidad "eran incapaces de cumplir el anterior protocolo", un anterior documento que, según CCOO, se había dejado de cumplir en las últimas semanas.

"El gobierno de Madrid opta por suprimir la directriz de hacer pruebas a asintomáticos y limita los rastreos", denuncia el sindicato, que también advierte de que no se refuerza la formación de los docentes en esta materia y que se mantiene la coordinación COVID en docentes y se sigue sin contemplar que sea asumida por sanitarios.

El protocolo mantiene las ambigüedades del anterior en cuanto a lo que se considera “contacto estrecho” y en cuanto a los casos confirmados, se recorta la cuarentena mínima a 10 días y no será necesaria la realización de una PCR para levantar el aislamiento ni para reincorporarse a las clases, advierte el sindicato, que considera todo ello "preocupante".

También indica que el Servicio de Prevención de la Comunidad de Madrid no está respondiendo a las innumerables consultas de los coordinadores COVID, ya que no tienen suficiente plantilla y tienen listas de espera para valoraciones clínicas de trabajadores y trabajadoras de más de un año.

Sobre la notificación de casos, el sindicato asevera que el protocolo no modifica el procedimiento y no va acompañado de una memoria económica para ampliar la plantilla de salud pública, por lo que, para CCOO "seguirá ocurriendo lo que ocurre".

El sindicato advierte de que los centros tienen graves dificultades para contactar con Salud Pública y, una vez comunicado el caso, Salud Pública se demora, indica CCOO, que señala que hay una autorganización de equipos docentes para proteger a sus comunidades educativas.

“En vez de decidir ampliar recursos y ampliar el apoyo sanitario a la educación lo que se decide es abandonar la detección de casos asintomáticos, relajar los rastreos y recortar los periodos de cuarentena. Es decir, se hace todo lo contrario de lo que se necesita y hemos demandado", denuncia la secretaria general de Enseñanza de CCOO, Isabel Galvín.

En el protocolo, al que ha tenido acceso Efe, la Comunidad de Madrid no establece ninguna acción sobre los contactos estrechos escolares hasta que no se obtenga el resultado diagnóstico que confirme el positivo, porque ante la alta demanda en la realización de pruebas se dará prioridad a la detección de casos sintomáticos, no de contactos.

Se consideran contactos estrechos aquellos que pertenecen a un grupo de convivencia estable; cualquier alumno o profesor que haya compartido espacio (tanto en las aulas como en autobuses escolares) con un caso confirmado a menos de 1,5 metros durante más de 15 minutos "salvo que se pueda asegurar que se ha hecho un uso adecuado de la mascarilla".

El documento también determina que, en el caso de que se confirme como positivo un alumno o trabajador, éste no debe acudir al centro y debe permanecer en aislamiento hasta trascurridos tres días del fin del cuadro clínico "y un mínimo de 10 días desde el inicio de los sintomas" y no será necesaria una PCR para levantar el aislamiento y reincorporarse a la actividad.

Se considerará brote cualquier agrupación de 3 o más casos con infección activa en los que se haya establecido un vínculo epidemiológico, y se determinan diferentes actuaciones según los escenarios en los que se desarrollen los brotes.

En líneas generales, los grupos de convivencia estable donde haya brotes deberán cumplir, todos ellos, con la cuarentena de 10 días, así como los casos confirmados de grupos escolares y sus contactos estrechos, pero la actividad docente continuará para el resto del aula y de grupos.

En el caso de que haya una transmisión no controlada del virus, el centro se podrá cerrar durante mínimo 10 días hasta que la situación esté controlada; y en el caso de haya brotes en varias aulas con vínculo epidemiológico la actuación puede conllevar cierre de líneas completas, ciclos o etapa educativa.